Playas con bandera azul: ¿por qué las zonas de baño de Zamora no la obtienen?

Una zona de baño en Puente de Mozar (Zamora). Foto: F. Oliva

Las seis zonas de baño autorizadas en Zamora son referentes de ocio, pero ¿qué les faltaría para poder acceder a una bandera azul?

España ha obtenido un total de 696 'Banderas Azules' (590 playas, 101 puertos deportivos y a cinco embarcaciones turísticas) en 2018 que ondearán a partir de junio en el litoral, lo que supone un aumento de doce respecto a las 684 registradas el pasado año. Las comunidades costeras (Valencia, Andalucía, Galicia, Cataluña) están entre las más que más tienen, pero también afloran dos playas de interior, en comunidades que no tienen mar.

 

Entre las nuevas banderas azules que se han concedido este año destaca la otorgada a la playa de Virgen de la Nueva, localizada en el pantano de San Juan, en la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias, que lleva años tramitándolo. Madrid no es el único lugar sin costa con una  playa con bandera azul: la Playa Costa Dulce de Orellana la Vieja (Badajoz) ha revalidado Bandera Azul por novena vez consecutiva. Así que no es incompatible tener bandera azul con no tener mar.

 

Entonces, ¿es posible que un lugar como el Lago de Sanabria pudiera conseguir una bandera azul para sus zonas de baño? Desde luego, sería un plus para algunos lugares que tienen una gran afluencia. A día de hoy, el lago zamorano es una de las pocas zonas de baño autorizadas y reconocidas por la Junta de Castilla y León, comunidad que cuenta con gran número de ríos, lagos pantanos y embalses, pero que sólo cuenta con 27 autorizaciones en todo el territorio. De ellas, seis corresponden a Zamora con zonas el lago de Sanabria, las playas fluviales del Órbigo en Santa Cristina de la Polvorosa, del Tera en Milles y Villanazar o las que hay en el embalse de Valparaíso en Villardeciervos o el de Ricobayo en Muelas del Pan.

 

Todas cumplen con los requisitos de la Junta, en concreto, de Sanidad que es quien verifica la idoneidad de las aguas. Y en muchas hay servicios turísticos (baños, bar, señalización, oferta de ocio) que las convierten en lugares de gran afluencia. Pero, ¿podrían conseguir ser Bandera Azul?

 

Los criterios del organismo pasan por tener una calidad de agua excelente y cumplir la Directiva de Tratamiento de Aguas Residuales Urbanas; estar limpia y tener baños públicos; tener accesos fáciles y seguros (accesibles en caso de ser playas urbanas) y equipos de socorrismo; informar de sus ecosistemas naturales y que el municipio de la playa organice al menos cinco actividades de educación ambiental al año; cumplir la ley ambiental, la de costas y tener una gestión adecuada de los residuos, entre otras cuestiones.

 

La clave es, por tanto, cumplir con las exigencias de la organización en materia de accesibilidad, calidad del agua, vigilancia. El organismo que otorga las 'banderas azules' es la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor, dependiente del ministerio de agricultura y el procedimiento empieza con la solicitud del alta y la cumplimentación de unos cuestionarios; después, hay que someterse a la evaluación, superar una visita de inspección y esperar a la decisión del jurado.