Podemos denuncia el desmantelamiento de la gestión de ambulancias de Sacyl en Salamanca

La empresa concesionaria, Ambuibérica, está centralizando la coordinación en una sede de Valladolid y asegura que no habrá despidos a pesar de que se cierran centros en todas las provincias.

La empresa que gestiona el servicio de ambulancias en Castilla y León, Ambuibérica, está centralizando en Valladolid la coordinación de sus servicios de transporte sanitario no urgente en el que es uno de los centros de coordinación más punteros a nivel nacional, reconocía la empresa días atrás a través de un comunicado. De hecho, ya lo están los de las provincias de Palencia, Zamora, Burgos y la propia capital castellanoleonesa, y ahora se hará en las provincias de Ávila, León, Salamanca y Segovia.

 

Según la empresa, esta centralización ha revertido "positivamente" en el servicio que se da a la ciudadanía, al mejorar las prestaciones, optimizar los tiempos de respuesta, reducir la dispersión y estandarizar los procesos, una situación que se producirá también en Ávila cuando dependa del centro coordinador vallisoletano.

 

Se trata, a juicio de la empresa, de un centro de coordinación con la última tecnología del mercado en cuanto a enrutamiento de los servicios, coordinación de los diferentes medios y de localización de los vehículos. Ambuibérica reitera que no tiene "ninguna intención" de despedir a sus actuales empleados, a los que está ofreciendo "varias fórmulas de recolocación" que les permitan seguir trabajando en la empresa.

 

Al mismo tiempo, quiere trasladar a la sociedad castellanoleonesa que sus actuales servicios de transporte sanitario mejorarán en calidad, eficacia, rapidez y profesionalidad.

 

Podemos ha solicitado la comparecencia del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, por el "desmantelamiento" de las oficinas de coordinación del servicio de transporte sanitario no urgente gestionado por el grupo Ambuibérica en las provincias de Ávila, León, Salamanca y Segovia para "centralizar" todo el servicio en Valladolid y que puede afectar "directamente" a una pérdida de puestos de trabajo.

 

La Junta "como responsable última de la gestión de este servicio privatizado" debería tener conocimiento de esta situación, que pudiera estar "incumpliendo" los pliegos de contratación, al ser licitaciones provincializadas gestionadas por diferentes empresas, aunque pertenecientes todas a un mismo grupo, y por tanto cada provincia tiene que gestionar el transporte sanitario de la misma, señala la formación a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Además, continúa Podemos, el incumplimiento del contrato de adjudicación vendría también por la disminución de trabajadores y trabajadoras que prestan este servicio, ya que las licitaciones siempre deben de ir acompañadas del número de trabajadores y trabajadoras que prestarán el servicio.

 

Esta centralización también podría suponer, señala el comunicado, una merma en el servicio que se presta, al desmantelar el conocimiento por parte de los trabajadores y trabajadoras de pacientes, sus patologías, rutas, entre otros. Por tanto, es necesario que, desde la Consejería de Sanidad, se ofrezca explicaciones de toda esta situación, de un servicio público privatizado y precarizado como han denunciado los trabajadores y trabajadoras en múltiples ocasiones, puntualiza.