Precaución ante el traslado a Zamora de la crecida del Esla

El Valderaduey y el Esla mantiene estaciones en situación de alarma, pero preocupa la llegada de la crecida a los tramos de este último en Zamora.

Los ríos Esla y Valderaduey se mantienen por encima del nivel de alarma este lunes a su paso por la provincia de Zamora, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) procedentes las estaciones de aforo. En concreto, en estos momentos se mantienen por encima del nivel de alarma los ríos Esla, en la estación de aforo de Bretó, y el Vaderaduey, en la estación de aforos de Benegiles, también en la provincia de Zamora.

 

El que más preocupa es el Esla, que durante el lunes ha tenido cinco estaciones en alerta debido al efecto de las crecidas de sus afluentes y al desembalse preventivo en Riaño, que se está incrementando ligeramente (al igual que otros embalses de la cuenca) para aumentar los resguardos de cara al aumento de las aportaciones previsto para los próximos días. El máximo de la crecida de este río se traslada ya a la provincia de Zamora.

 

En las últimas horas el caudal del río Carrión se ha situado ya por debajo de los niveles de alarma en las estaciones de medición de Palencia y Villoldo, donde a primera hora de la mañana superaba dicha referencia.

 

Además, según los datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Duero hay otras 22 estaciones de aforos en Castilla y León que han alcanzado el nivel de alerta en ríos como Arlanza, Arlanzón, Cea, Duero, Órbigo, Pisuerga, Tera y Valdeginate en las provincias de Burgos, León, Palencia, Valladolid y Zamora.