PSOE y PP se enfrentan en Cortes por renovar o mantener la carretera de Porto

La moción socialista queda en el aire tras producirse un empate. El PSOE quiere que se reforme porque se reasfaltó en 2012 y no se arregló, mientras el PP entiende que no merece la pena gastar 11 millones en ganar un metro de anchura a una carretera que en más del 70% de su trazado, solo da acceso a un núcleo de población.

Los parlamentarios regionales de PSOE y PP se han enfrentado esta semana por una cuestión en la que han mostrado su visión diferente de lo que se debe hacer con la carretera de Porto: una reforma profunda o solo mantenimiento. La diferencia entre una y otra opción, los once millones de euros en los que cifra el gobierno regional la inversión necesaria para ampliar la carretera por el coste menor de reasfaltar, que es la propuesta de los populares. La propuesta de los socialistas para que los presupuestos de 2016 incluyan una partida que  permita reformar esta carretera contó con el apoyo de los nueve componentes de grupos Socialista, Mixto, Podemos y Ciudadanos; el grupo del Partido Popular votó en contra. Se produjo así un empate que obligará, según el Reglamento de las Cortes a que la proposición no de Ley se eleve para su debate y votación al Pleno de la Cámara.

 

Para el Partido Popular, no es lógico destinar esa cantidad de dinero a ampliar la anchura de la carretera, considerándose esta una obra importante, no solo por la inversión, sino por los grandes movimientos de tierra que habría que hacer y los muros de contención de los taludes de roca, para conseguir ganarle un metro de anchura a una carretera de alta montaña.

 

El PP, sin embargo, apuesta por la conservación de esta vía, una carretera de montaña, y que va seguir teniendo un trazado sinuoso pese a las reformas que se planteen en la misma. Por eso admite que es necesaria la ejecución de un refuerzo del firme actual mediante una capa de aglomerado que mejore la circulación de vehículos de la misma, y mantener el drenaje de la carretera en condiciones adecuadas para evitar que la presencia de agua en la misma contribuya a su deterioro. Por eso ha presentado una enmienda para incluir la carretera ZA-102 en el Bloque de Actuaciones Prioritarias a desarrollar respecto de las carreteras de la Red Regional en la presente Legislatura.

 

El Partido Socialista se ha opuesto a esta enmienda, lo que el PP entiende es destinar 11 millones de euros "para ensanchar un metro una carretera que en más del 70% de su trazado, solo da acceso a un núcleo de población, demostrando una vez más que sus prioridades no son los servicios básicos, sino el despilfarro en obras, no adaptadas a los tiempos actuales".

 

Para el procurador José Ignacio Martín Benito, que defendió la propuesta, el PP ha dado una vez más la espalda a los vecinos de la Alta Sanabria. La procuradora zamorana del PP, Isabel Blanco Linares, defendió según nota del PSOE el "estado aceptable" de la carretera y argumentó que solo necesitaba una capa de rodadura. El procurador socialista le recordó que esa capa ya se echó en verano de 2012 y al poco tiempo volvió a estar igual o peor, "lo que fue una chapuza". Martín Benito recordó también las más de 700 firmas recogidas por ciudadanos y remitidas a varias instituciones de Castilla y León y Galicia.