Puebla de Sanabria recibe agua en cisternas por los problemas con cenizas de los incendios

Debido a los problemas en la captación por los arrastres de cenizas procedentes del fuego del pasado fin de semana en el Cañón del Tera. La presidenta de la Diputación ha solicitado ayuda económica a la Junta para afrontar este tipo de actuaciones en situaciones excepcionales.

La Diputación Provincial de Zamora llevará a lo largo del día dos camiones cisterna con agua potable apta para el consumo humano a Puebla de Sanabria, debido a los problemas surgidos en la captación de agua del municipio a raíz de los arrastres de cenizas procedentes del incendio del último fin de semana en el Cañón del Tera.

 

El teniente de alcalde de la localidad  y diputado provincial del Grupo Socialista, Manuel Antonio Santiago Sánchez, se puso en contacto ayer con el responsable del Área de Medio Ambiente de la Institución Provincial, Manuel Martín Pérez, para comunicar la pertinente solicitud al comprobar que la captación de agua que abastece Puebla de Sanabria estaba afectada por las citadas cenizas arrastradas desde la cabecera del Tera por las intensas lluvias caídas en la comarca en las últimas jornadas.

 

Por ello, la Diputación Provincial suministrará dos camiones cisterna, con capacidad de 19.000 litros de agua cada uno de ellos, que cargarán en el punto de carga habilitado en Santa Marta de Tera. La Institución Provincial está pendiente de mantener una reunión lo antes posible para atajar este problema excepcional por si se dilatara en el tiempo.

 

La Diputación Provincial de Zamora responde una vez más a un problema de abastecimiento y saneamiento en la provincia con esta actuación para garantizar que los habitantes de Puebla de Sanabria y sus visitantes puedan disponer de agua potable apta para el consumo humano.

 

 

SITUACIÓN EXCEPCIONAL

 

Por otro lado, en el encuentro celebrado hoy en Fermoselle con Juan Carlos Suárez-Quiñones, la presidenta de la Diputación ha solicitado  ayudas económicas a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para afrontar este tipo de situaciones excepcionales que no son consecuencia de la escasez de agua.