"Que el precio de una vida no dependa de la edad de quien tiene la facultad de quitarla"

Familiares de Leticia Rosino, al frente de la manifestación. Foto: F. Oliva

El novio de la joven zamorana ha pedido "ayuda para cambiar esto, fue ella pero pudo ser otra". La madre de Sandra Palo exige medidas a los políticos: "sólo ha hecho falta un cobarde para matar a Leticia".

La parte final de la concentración en protesta por el crimen de Leticia Rosino y para apoyar el incremento de las penas en delitos de menores ha estado llena de reproches a los políticos y a la administración. Con los 2.000 asistentes frente a la subdelegación del Gobierno se han criticado las "penas insignificantes que no concuerdan con el daño" que la actual normativa impone a los autores de delitos graves cuando son menores de edad.

 

Allí han tomado la palabra varias personas. Entre ellos, el tío de la joven Santiago Rosino, que ha leído unas emotivas palabras que ha redondeado con una petición clara: "Que el precio de una vida no dependa de la edad de quien tiene la facultad de quitarla". "Somos muchos los que estamos concienciados de este problema y con estas firmas queremos remover las conciencias de los que pueden hacer algo para modificar las leyes y poner penas más duras para estos menores", ha dicho.

 

Y el acto lo ha cerrado David Alonso, pareja de la joven, que ha agradecido a todo el mundo el apoyo brindado y que ha pedido a los asistentes "luchad, ayudanos a cambiar esto, fue ella pero pudo ser otra". El joven ha dicho que Leticia era su vida "y me la han arrancado", advirtiendo además de que la próxima víctima podría ser cualquiera "y si lo ha cometido un menor, saldrá en cuatro días", ha subrayado emocionado.

 

También han intervenido familiares de otros jóvenes víctimas de delitos cometidos por menores. Entre ellas, Marimar Bermúdez, la madre de Sandra Palo, la joven asesinada ahora hace quince años por cuatro chicos que abusaron, la atropellaron viva y la quemaron; sólo uno de ellos sigue en prisión y entre los autores está un delincuente habitual. Marimar ha dado todo su apoyo a la familia de la joven tabaresa y ha pedido a los asistentes "tomar el relevo de los políticos" por la falta de medidas. "Sólo ha hecho falta un cobarde para matar a Leticia", ha dicho visiblemente afectada.