Órbigo, Esla y Valderaduey se mantienen en nivel de alarma

Los cauces del Órbigo, el Esla y el Valderaduey a su paso por Zamora se mantienen en nivel de alarma, pero sólo este último en Benegiles está subiendo.

Los ríos Esla, Órbigo y Valderaduey son los tres que se mantienen en Zamora en nivel de alarma por su elevado caudal tras las crecidas de los últimos días por las fuertes precipitaciones. Una situación que se produce en varios puntos de control con tendencia a subir en Benegiles el Valderaduey y a estabilizarse o bajar el resto. También ha bajado del nivel de alarma el Tera.

 

Según un comunicado de la CHD, en la cuenca del Esla, los ríos Tera y Órbigo han alcanzado las puntas de sus crecidas en las últimas horas, si bien siguen manteniendo unos caudales elevados, especialmente el Órbigo y el Esla. Según los datos de la administración, el Esla está en más de 1.500 m3/s, por encima de su nivel de alarma, en la estación de Bretó y está estable; el Órbigo está en esta situación en Manganeses y Santa Cristina de La Polvorosa en la provincia de Zamora, pero también en la estación de Omaña en León; por su parte, el Tera ya está por debajo del nivel de alarma de Mózar de Valverde y Camarzana de Tera y está bajando. Y el Valderaduey está también por encima de su nivel de alarma en Benegiles, y está subiendo. A ellos se suma el Duero a su paso por Zamora, que roza los 500 m3/s, pero está lejos de su nivel de alarma.

 

Según el parte de avenidas de las 9:00, están afectadas las provincias de Zamora (cuencas de los ríos Tera, Órbigo y Valderaduey), León (cuencas de los ríos Luna –Orbigo, Tuerto y Omaña, y Cea), Burgos (río Arlanza), Palencia, (ríos Arlanza, Carrión, Pisuerga y Valdeginate), y Valladolid (río Sequillo y Esgueva). Además de estos cauces se han visto afectados otros muchos ríos y arroyos de menor entidad, de los cuales se tiene conocimiento que han causado afecciones puntuales por desbordamientos

Noticias relacionadas