Recogen más de 1.600 firmas para buscar una solución a los accidentes con fauna en la N-631

Vecinos de localidades de la Sierra de la Culebra piden una solución ya al problema de los accidentes con fauna: cerca de 100 se han producido este año en la N-631.

Una plataforma de afectados en varios pueblos de la Sierra de la Culebra ha puesto en marcha una iniciativa en change.org para exigir una solución al grave problema de tráfico que tiene la N-631, vía de comunicación fundamental para esta comarca. Esta carretera es una de las que más accidentes registra con especies cinegéticas, hasta el punto de que concentra casi todos los que se producen en Zamora que es, a su vez, una de las provincias más afectadas.

 

Los impulsores son habitantes de las localidades afectadas y suman ya más de 1.600 peticiones para que las autoridades tomen cartas en el asunto. La N-631 es de titularidad estatal y en los últimos años se ha intentado poner solución con algunas medidas como desbrozar los márgenes y que los conductores tengan más margen para ver un animal que cruza o va a cruzar. A pesar de ello, este año ya van por el centenar el número de accidentes en esta carretera, la inmensa mayoría, con animales.

 

El de los accidentes con fauna es uno de los grandes problemas del tráfico en Zamora y se demuestra cada año. Cerca de 800 siniestros causaron los animales en las carreteras de la provincia durante 2013, de los cuáles más de 600 corresponden a la fauna silvestre, principalmente, corzo, jabalí y ciervo. Y si hay una carretera que ejemplifica el problema es la N-631.

 

El tramo de continuación de la N-630 entre el embalse de Ricobayo, en la colonia de La Encomienda, y Rionegro del Puente concentra en sus 56 kilómetros buena parte de los accidentes de tráfico en los que se ven envueltos animales. El último, hace unos días en el término municipal de Tábara, lo causó un corzo. De hecho, su recorrido, que une la capital con la Sierra de la Culebra, está salpicado de señales alusivas y ha centrado en los últimos meses numerosas actuaciones para intentar reducir el número de estos siniestros.

 

A finales de 2014 la delegación de la Junta se comprometió a llevar a cabo limpiezas donde fuera su competencia para mejorar la visibiliad y a tomar cartas en el asunto para que los cotos cumplieran con los planes cinegéticos y redujeran la población de jabalí, una de las especies protagonista de los siniestros. Por su parte, Fomento ha actuado para ampliar la visibilidad en los márgenes de la N-631 y permitir que los conductores puedan avistar antes a los animales que se disponen a cruzar y evitar choques cuando se les vienen encima. Y también se están reasfaltando algunos tramos que estaba en muy mal estado.

 

El plan de medidas incluye aumentar el número de kilómetros en los que se despejan los márgenes de la carretera, incorporar catadióptricos para que la iluminación de los vehículos disuada a la fauna de cruzar, señalización luminosa y nuevas limitaciones de velocidad a 70 km/hora en varios tramos.