Recuperar el tren Salamanca-Zamora y todas las conexiones por carretera con Portugal, en la cumbre hispanolusa

La RIET traslada al Gobierno las propuestas de la frontera hispano lusa para la próxima Cumbre Ibérica.

La Red Ibérica de Entidades Transfronterizas (RIET) ha trasladado al Gobierno español las propuestas de la frontera hispano lusa para la próxima Cumbre Ibérica, entre ellas algunas relacionadas con las comunicaciones por ferrocarril y carreteras con Castilla y León o medidas para luchar contra la crisis demográfica.

 

El secretario general de la RIET, Xoan Vázquez Mao, y la secretaria adjunta de esta organización, Marta Cabanas, se han reunido con el secretario de Estado de Política Territorial, José Ignacio Sánchez Amor, para trasladarle estas propuestas que la RIET propone incluir en la agenda de la próxima Cumbre Ibérica entre los gobiernos de Portugal y España.

 

En el caso de la Comunidad de Castilla y León y el Norte y Centro de Portugal, la RIET propone en materia de infraestructuras ferroviarias el aprovechamiento del trazado del Lusitania para el transporte de proximidad y conexión de la línea Beira Alta desde Fuentes de Oñoro/Salamanca, han informado fuentes de la RIET.

 

Como nuevas infraestructuras solicita la línea ferroviaria Fuente San Esteban hasta Pocinho así como una línea ferroviaria para la comunicación entre Huelva y Faro, además de la potenciación de ejes longitudinales como la conexión ferroviaria entre Huelva y Extremadura-Salamanca-Zamora que permitirá, mediante el enlace con el AVE gallego y el extremeño, conectar ferroviariamente toda la frontera en tiempos "competitivos".

 

En materia de carreteras, pide que la próxima Cumbre Ibérica incluya la conexión A6/E82 entre Quintanilla y Zamora, la conexión IP2 entre Bragança y Puebla de Sanabria para la que se ha hecho un gran avance gracias a RIET con el acuerdo para desbloquear la conexión, la construcción del Puente Internacional de Masueco (Salamanca). También reclama la conexión IC 5 con España por Sayago y finalmente la definición del trazado Miranda del Duero-Zamora por Sayago.

 

Entre las cuestiones comunes a toda la frontera propone, en materia de medio ambiente, aboga por la creación de entes transfronterizos para la gestión común de las cuencas hidrográficas entre Portugal y España mediante la homogeneización de la legislación medioambiental de ambos países, la unificación y potenciación de los estudios sobre la problemática de "la seca en las dehesas ibéricas", la agilización de la puesta en marcha de los espacios protegidos internacionales.

 

Sobre el Tratado de Valencia, que rige las relaciones entre ambos países desde hace más de 15 años, la RIET lo considera un "corsé" para las iniciativas de una de las fronteras más dinámicas de Europa por la ausencia de instrumentos jurídicos para el asociacionismo, por lo que propone la reforma del Tratado.

 

En materia de infraestructuras, la RIET ha propuesto al secretario de Estado español elaborar un Plan de Movilidad Transfronteriza y la creación de una comisión en la que estén integrados ambos gobiernos, las comunidades autónomas de frontera y las CCDRs (Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional-Portugal), así como la RIET como representante de ayuntamientos, universidades y empresarios, para impulsar dicho plan.

 

Por otro lado, en el área de la logística propone cuestiones como la armonización y simplificación de los sistemas y requisitos nacionales vinculados al transporte; facilitar y promover la movilidad mediante la creación de un área libre de peajes para movimientos pendulares en un área de entre 50 y 70 kilómetros; homogeneizar los sistemas de pago; y elaborar de un Convenio Marco de Transportes.

 

Para dotar a la frontera de un crecimiento económico sostenido la RIET apuesta por impulsar una Plataforma conjunta de Correos Ibéricos; crear un portal administrativo conjunto de información y tramitación; impulsar una política de armonización fiscal Ibérica; crear de centros de transporte intermodal conjuntos o de una agencia de promoción turística ibérica.

 

En materia de seguridad reclama la creación de una unidad coordinadora central de las emergencias, siguiendo el esquema de las comisarías conjuntas, que implemente acciones como la creación de una cooperativa europea para la prevención y lucha contra los incendios; de centros transfronterizos del 112; la adaptación de los protocolos de acción entre los equipos de bomberos y emergencias de ambos lados de la frontera; y la creación de planes de actuación conjunta y planes de contingencia transfronterizos.

 

Finalmente, para paliar la crisis demográfica de la frontera y dado que las zonas de frontera son zonas de baja densidad de población y, por lo tanto, con escasos recursos se proponen diferentes medidas. En concreto, la regulación de la armonización de titulaciones académicas en ámbitos de formación especializada tales como educación, musical, turística, etcétera, que permitan compartir recursos infrautilizados.

 

De la misma forma, se propone avanzar en la coordinación de recursos sanitarios en la frontera, desde la atención primaria hasta la atención hospitalaria, a fin de garantizar la mayor eficacia de los recursos y la mayor igualdad entre los habitantes de ambos países y diseño e implantación de programas conjuntos de apoyo al empleo, la formación y el emprendimiento y la elaboración de un plan conjunto de lucha contra la pobreza y prevención de la exclusión social en el área transfronteriza.