Renault Grand Scénic Zen dCi 110 CV: la referencia de los familiares

Hace 20 años, Renault inventó el monovolumen compacto con el Scénic, coche del año en 1997. Cinco millones de unidades más tarde, medio millón de ellas vendidas en España, la firma del rombo reinventa por completo su oferta en el segmento con su cuarta generación.

La nueva gama del monovolumen de Renault conserva las virtudes que le han otorgado el éxito históricamente: modularidad, espacio, ergonomía, placer de vida a bordo. En su versión de siete plazas, que responde a la denominación Grand Scénic y que cuenta con una longitud extra de 24 cm, encontramos el vehículo familiar perfecto que cubre cualquier tipo de necesidad para viajar con toda la familia con un elevado nivel de confort.

 

Su interior es tremendamente práctico, pues cuenta con una serie de soluciones que otros modelos equivalentes no son capaces de ofrecer. En la parte delantera, la consola ofrece una guantera iluminada con cierre de cortina y con reposabrazos integrado -incorpora dos tomas USB y una toma jack-. Ya en la parte posterior, la consola está equipada con una toma de 12 voltios, dos tomas USB, una toma jack y una guantera específica. En posición avanzada, la consola deslizante es un espacio a disposición del conductor y del pasajero; en posición trasera máxima, sirve de separación con los asientos traseros: algo muy práctico, sobre todo con los niños.

 

El maletero es enorme, pues gracias a sus 596 litros de capacidad, disponemos de suficiente espacio para guardar todo tipo de objetos. Para abatir automáticamente los asientos traseros y así obtener un piso plano y un volumen de carga superior, únicamente hay que pulsar un botón en la pantalla R-LINK 2 o el mando situado en el maletero. Es una solución muy práctica e inteligente para abatirlos con rapidez y sin necesidad de manipularlos manualmente.

 

El confort de marcha está más que asegurado gracias a unos asientos delanteros que cuentan con una estructura similar a la del Espace. Ofrecen un reglaje eléctrico de ocho modos que incluyen el reglaje lumbar, una función de masaje y calefacción en las versiones superiores. El asiento del pasajero delantero se puede colocar, al igual que en el Scénic de tercera generación, en posición de bandeja para conseguir un largo de carga optimizado de 2,85 metros.

 

MUY DIVERTIDO DE CONDUCIR

 

La versión que tuvimos la oportunidad de probar ofrecía el motor diésel 1.5 dCi de 110 CV. Se trata de un propulsor sobresaliente por rendimiento, refinamiento y consumo de carburante. Responde muy bien desde la parte más baja del tacómetro, sin desfallecer en ningún momento y mostrando unas prestaciones magníficas a un régimen de giro medio y alto.

 

Su caja manual de seis velocidades, que cuenta con un escalonamiento perfecto y un tacto agradable, aporta su granito de arena para que esta versión nos regale un consumo de carburante ridículo, ya que llegamos a obtener medias de 4,7 litros cada 100 kilómetros en carretera y poco menos de seis en ciudad.

 

La base rodante filtra muy bien las imperfecciones del firme y permite que el confort de marcha sea notable. Además, para todos aquellos conductores que quieran disfrutar de una conducción divertida y muy segura, encontrarán en el Grand Scénic el aliado perfecto. Precisamente, si hablamos de seguridad, cabe destacar una de las grandes novedades de este modelo, que son las nuevas llantas de aleación de 20 pulgadas. Además de ofrecer un diseño muy atractivo, permiten equipar unos frenos de mayores dimensiones para brindar una mejor frenada. De este modo, en cuanto a distancia de frenado se refiere, el nuevo Scénic es aún más eficaz que la tercera generación. Lanzado sobre suelo seco a 100 km /h y 130 km /h, el nuevo Scénic consigue una distancia de frenado entre un 3 y 5 % más corta que el modelo de 3ª generación. Sobre suelo mojado a 80 km /h, la distancia de frenado se reduce en un 5 %.

 

En cuanto a equipamiento se refiere, el nuevo Grand Scénic sigue siendo una de las opciones más atractivas de su categoría. Entre las principales novedades, destacan elementos como el regulador de velocidad adaptativo, alerta de cambio de carril mediante vibración en el volante, sistema Head-Up Display, parking manos libres, tecnología con cinco modos de conducción, pantalla táctil vertical de 8,7 pulgadas y sistema de audio Bose Surround.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: