Rocío Lucas: "Mientras existan niños existirán las unidades con tres alumnos"

"No somos partidarios de la gratuidad total de los libros de texto, ya lo hemos dicho en varias ocasiones, pero sí de ayudar a todas las familias que lo necesitan", asegura la consejera.

La consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas.

Rocío Lucas lleva meses en el cargo como Consejera de Educación tras el "asombro" que le supuso la llamada para formar parte del gobierno regional, "una enorme responsabilidad por el reto que conlleva la educación en nuestra Comunidad con los estándares y los indicadores de calidad que tiene" y porque no era nueva en la casa: fue directora general cuando se hicieron las transferencias educativas al inicio de la gestión autonómica.

 

El día 3, si no pasa nada, salen los resultados del informe PISA tras un pequeño 'traspiés'. Ha salido a la luz que hay dudas sobre lo que ha ocurrido con parte de la prueba. ¿Qué sabe la Junta sobre ese incidente?

Sabemos lo que sale en los medios y que ha transmitido el Ministerio de Educación, porque las pruebas de PISA se hacen en los centros, pero los gestionan el ministerio y la OCDE. Lo que supimos fue casi a la par que los medios, que OCDE aplazaba los datos de Lengua porque había detectado anomalías, que no nos han explicado todavía en qué consisten. Estamos a la espera de que nos cuenten algo. Se mantiene para el día 3 de diciembre los resultados de resto de pruebas, es decir, Matemáticas y Ciencias, es la Lengua la que de momento se aplaza. Por parte de la consejería no hemos podido analizar ni valorar porque no tenemos ningún documento en el que la OCDE se ponga en contacto con las comunidades, el canal es el Ministerio. Estamos a la espera de que, si hay algún asunto novedoso antes del día 3 de diciembre, nos lo cuenten y si no, tendremos el resultado de Ciencias y Matemáticas. Espero que dichas pruebas no cuestionen o pongan en entredicho unos aspectos muy positivos para el sistema educativo de España, no solo de Castilla y León.

 

¿Le preocupa que se cuestione un informe que ha sido referente para el planteamiento de la Educación en Castilla y León?

Como digo, no sé en qué fase está la evaluación ni qué se está haciendo. Lo importante es que se aclarara cuanto antes. Entiendo que, por la seriedad de las pruebas, si la  OCDE ha detectado algo, también me parece positivo que aplace el resultado. Eso es un indicativo de la fiabilidad y exigencia de estas pruebas.

 

Durante los años de la contención del gasto público estaba restringida la convocatoria de oferta porque no podías cubrir la tasa de reposición: se te jubilaban profesores y no podías sustituirlos. (...) Tenemos una tasa de interinidad superior a la que sería deseable

 

Oposiciones. ¿Se sabe ya cuántas plazas van a salir en la próxima convocatoria?

Tenemos un planteamiento de ir acordando la tasa de interinidad, bajo la política de la estabilidad de la plantilla. Es uno de los elementos fundamentales para mejorar proyectos educativos, continuidad en los centros... Durante años ese compromiso del 8% de interinidad es el objetivo, es el acuerdo que tenemos firmado ahora. Qué pasa, que durante los años de la contención del gasto público estaba restringida la convocatoria de oferta porque no podías cubrir la tasa de reposición: se te jubilaban profesores y no podías sustituirlos. Eso lo hemos tenido que cubrir estos años con interinos. ¿Qué ha pasado? Que tenemos una tasa de interinidad muy superior a la que sería deseable.

Desde el año pasado, con la oferta de 1.026 plazas en Primaria, en el cuerpo de maestros estamos cerca del 8%, en el 8,47%. Y este año con la oferta de secundaria, que se convocará en 2019, con 1.178 plazas más las que quedan pendientes de la anterior oferta, llegaríamos a una tasa del 14%, porque en secundaria estamos en un 24%. ¿Qué queremos decir con esto? En esta legislatura, si la coyuntura económica se mantiene y no hay ninguna norma estatal que permita la cobertura del 100% de jubilación más ese porcentaje de estabilidad, llegaremos a la media del 8%.

 

Si ahora tenemos 2.400 vacantes de interinos no puedes sacar 3.000 plazas a oposición porque no puedes sacar las parciales

¿Se lo ponen muy difícil los sindicatos con este 'caballo de batalla'?

Es normal. Entiendo que quieran sacar todas las plazas que están vacantes en interinidad a oposición, pero siempre tenemos que tener un margen de cobertura porque el sistema educativo fluctúa. Actualmente tenemos más alumnos en Secundaria en proporción a Primaria, con lo cual está bajando el profesorado de Primaria y aumentando en Secundaria. Tienes que tener un equilibrio, no se puede hacer con una foto fija. Si ahora tenemos 2.400 vacantes de interinos no puedes sacar 3.000 plazas a oposición porque no puedes sacar las parciales, porque las parciales son de profesores que se cogen excedencias, por reducción de cargas lectivas porque tengas algún cargo en el centro... Esos, mañana vuelven a su puesto de trabajo en horario completo, no lo puedes cubrir con otro funcionario. Siempre tiene que haber una parte de interinos que cubra esas coyunturas y la evolución del alumnado, siempre tienes que tener un porcentaje, por eso ese 8% estructural que puedes tener en un sistema educativo.

 

Las oposiciones, ¿en qué fechas se celebrarán?

Suelen ser siempre en junio, cuando finaliza el curso porque los que examinan a los opositores son funcionarios. Pero la fecha exacta todavía no la tenemos.

 

Existe otro proyecto, el de centralizar edades y niveles en un mismo centro. ¿Lo va a retomar?

Lo que estamos haciendo en estos cuatro meses que llevamos, yo por lo menos como responsable de Educación, es ver qué proyectos están ya muy avanzados en una línea de continuidad educativa. En este proyecto, lo que nos hemos encontrado es que está muy incipiente. En esta legislatura hay un elemento a mayores que es la incorporación del nivel 0-3 de Educación Infantil a las competencias educativas. Cuando se plantea crear un centro de este tipo que quiera integrar todas las etapas, desde Infantil a Primaria y Secundaria, de Bachillerato, incluso de FP, tienes que añadir el elemento de que también tienes el primer ciclo de Infantil. Lo que hay es un esbozo de proyecto de decreto muy incipiente, y lo que vamos a hacer es analizar si es viable o no es viable teniendo en cuenta nuestra red de centros y nuestra estructura geográfica. Tenemos 1.800 centros, y en algunos sitios tienes unidades unitarias, en otros tienes solo Infantil y Primaria... Entonces, es un tema de que tenemos que rediseñar y reconfigurar ese proyecto, era muy incipiente, y ver cómo incluiría el 0-3.

 

La dispersión "es una riqueza y es uno de los elementos que tenemos que seguir potenciando. Me parece positivo que se tengan centros con tres niños o cuatro"

Ha salido ya en esta conversación el concepto de la dispersión. ¿Le complica mucho la vida a la educación de Castilla y León?

No, no nos complica, es una de nuestra señas de identidad. Cuando hablamos de dispersión es para que persona o comunidades que no lo tienen, entiendan que no se puede poner un parámetro idéntico en todas las Comunidades Autónomas, y que no se pueden aplicar aspectos de la educación urbana a la rural, tiene que tener su propia identidad y su modo de funcionamiento. Pero no, no, yo creo que es una riqueza y es uno de los elementos que tenemos que seguir potenciando. Me parece positivo que se tengan centros con tres niños o cuatro, que tengamos centros incompletos en los que primero de la ESO se da en algún centro de Primaria, porque son familias que quieren y desean vivir en el medio rural y que permite que el alumno tenga la enseñanza con las mismas características que cualquier zona urbana, y estar en igualdad de condiciones. Somos plenamente defensores de la igualdad y la equidad, y en este caso de la libertad.

 

Usted lleva en la Educación desde hace muchos años, y esos colegios con tres niños son 'santo y seña', pero ¿se puede mantener en el tiempo?

Pues se puede mantener en el tiempo siempre y cuando existan los alumnos. Hasta ahora los teníamos con cuatro niños, con la diferencia de que cuando tienes cuatro no cierras automáticamente el colegio, lo mantienes dos años hasta que cierra y ese centro revierte al dominio municipal, porque los colegios son de los municipios. Ya se vio que en alguna zona eran los niños tan pequeños de edad, tres o cuatro años, que la diferencia no era significativa. Y se planteó lo de tres alumnos con perspectivas de que tuvieran cuatro, y este año los de tres tienen posibilidad de que tengan cuatro y se va a mantener en el tiempo lo de los tres niños porque es en zonas donde las familias también apuestan porque los niños estén en estos centros y las administraciones locales, también. La administración no puede desoir y no hacer caso a las familias y las entidades locales que quieren mantener ese centro y quieren que perviva en el centro. Mientras existan niños existirán las unidades con tres alumnos.

 

Cuando los delegados provinciales de Educación llegan a eso de comienzo de curso con la lista de los colegios que pueden cerrar, ¿cómo lo afronta Educación? ¿Le da un poco de rabia?

Pues sí, da un poco de rabia porque tampoco puedes hacer más desde el ámbito educativo de lo que estamos haciendo. Cuando son los propios padres los que deciden no matricular a su niño en la unidad unitaria y llevárselo a otro centro, intentas hablar con ellos y explicarles que el centro se mantiene en su zona, donde están viviendo. Si ya deciden voluntariamente matricularles en otra zona, es cuando se cierra de manera temporal. Da rabia, pero da rabia en los colegios pequeños, en Infantil, el tema de las despoblación nos ocupa y nos preocupa en todos los ámbitos de la Junta de Castilla y León.

 

Cuando son los propios padres los que deciden no matricular a su niño en la unidad unitaria y llevárselo a otro centro, intentas hablar con ellos

¿Cómo está la integración de la Educación Infantil 0-3 en competencias de su consejería?

Hay un decreto que establece la fecha exacta en la que la nómina y los presupuestos corren a cargo de la Consejería de Educación. Claro, esto ha pasado en un comienzo de curso, cuando no es educativo y es una parte entre asistencial no educativa, con el presupuesto de enero hasta diciembre ya lo puedes hacer. En este caso, se ha asumido con el comienzo de curso, el curso comenzó en septiembre, y hasta el 1 de enero no se dispone de nuevo presupuesto. A partir de enero, con el curso ya comenzado, dependerán de Educación la nómina y los gastos. Para el comienzo del siguiente curso habrá un decreto de admisión nuevo, no puedes cambiar las reglas con el curso ya comenzado, y eso hace que exista una moratoria y sea progresivo y que no noten que con el paso a Educación se les cambie todo el planteamiento.

 

¿Tiene previsto ofertar más plazas para 0-3 a partir del próximo curso?

Eso lo analizaremos cuando se haga la escolarización del siguiente curso, como se hace cuando haces la escolarización del segundo ciclo de Infantil. Cuando en enero se disponga la nómina y todo en Educación, daremos los pasos para ver si el siguiente curso hay que ofertar más, si lo que hay ahora con las entidades locales, que también se colabora y la consejería de Familia da ayudas para el mantenimiento de esos centros, se hará una planificación pensando en el siguiente curso.

 

Son los centros los que hablan con las editoriales y ofrecen los libros, por lo tanto la consejería no habla con las editoriales ni le dice si tiene que hacer un determinado contenido. Decidimos cuál es el contenido, pero no estamos continuamente cambiándolo

La compra de los libros de texto es un esfuerzo económico importante para las familias, y a veces hay quejas sobre los cambios: la variación de los libros que obliga a hacer adquisiciones nuevas. ¿Se habla con la editoriales?

Desde la consejería no estamos continuamente cambiando los currículums. La consejería determina cuál es el contenido curricular, los centros lo saben y son los centros los que contactan con las librerías. Si hay comunidades que están cambiando continuamente el currículum, lo desconozco, pero en Castilla y León solo se cambian salvo que haya una normativa estatal que nos obligue a cambiarlo o una normativa autonómica que nos obligue. Normalmente, mantenemos la norma de cada cuatro años, es decir, que el contenido curricular no varía en Castilla y León hasta el cuarto año por si hay alguna modificación. El decreto de Primaria es de 2016 y el de Secundaria de 2015, que son los decretos curriculares, ese es el contenido que ofrecemos. Luego son los centros los que hablan con las editoriales y ofrecen los libros, por lo tanto la consejería no habla con las editoriales ni le dice si tiene que hacer un determinado contenido. Decidimos cuál es el contenido, pero no estamos continuamente cambiándolo porque no se puede estar continuamente alterando el contenido de lo que tienen que estudiar los alumnos. En Castilla y León el problema de estar continuamente cambiando libros no lo está planteando la consejería.

 

No somos partidarios de la gratuidad total de los libros de texto, ya lo hemos dicho en varias ocasiones, pero sí de ayudar a todas las familias que lo necesitan

 

La consejería da becas para la adquisición de libros: hay casi 75.000 alumnos con ayudas o bien en préstamo o bien en beca. No somos partidarios de la gratuidad total de los libros de texto, ya lo hemos dicho en varias ocasiones, pero sí de ayudar a todas las familias que lo necesitan. A lo largo de la legislatura iremos aumentando el parámetro de renta hasta que llegue a todas las familias que lo necesiten.

 

Con respecto a los contenidos, y algunas comunidades se ha hablado de ello, más todavía en esta época de elecciones que hemos superado, se ha hablado de la asignatura de caza. ¿Contemplan cambiar algo en ese sentido?

 

No nos hemos planteado incurrir el contenido de caza en la parte curricular de libre disposición de esta comunidad

En Castilla y León la parte curricular de disposicíon autonómica está completa, de optativas y de materiales. No nos planteamos meter alguna otra asignatura, deberíamos quitar otra para incluir una nueva de libre disposición. Evidentemente, no nos hemos planteado incurrir el contenido de caza en la parte curricular de libre disposición de esta comunidad.

 

Está claro que el marco curricular es muy estable en Castilla y León. ¿Qué le parece el 'ruido' que se genera en otras comunidades sobre libros o asignaturas, si en historia contamos esto o lo otro?

La educación debería estar al margen de cualquier discrepancia  o aspecto político porque lo único que trae es dispersión y quitar el foco de lo que tiene que ser la educación. La educación debería ser una materia que diera seguridad, que formara la sociedad del futuro, que los jóvenes estuvieran en un entorno conforable y confiado en la educación. Con la educación se debería ser muchísimo más respetuosos a la hora de abordar aspectos curriculares. Hay unas normas estatales, y una Constitución, y unas normas autonómicas, y eso es lo que se debería respetar: un marco que ya está establecido. No utilizar a la educación desde el punto de vista político.

 

Selectividad: ¿le gustaría una prueba única? Si puede ser, ¿cuándo? ¿Ya?

Sí, ya. En este curso es imposible, pero cuanto antes mejor. La prueba única es una demanda que plantea la Consejería desde la anterior legislatura, fue una de las primeras comunidades que lo planteó y se han sumado otras a este planteamiento. Han visto que al final es una cosa de justicia y que no es un planteamiento equitativo. Galicia, Valencia, Castilla-La Mancha... están planteando también una prueba única, y de hecho, fruto de las presiones de las comunidades, los dos ministerios afectados han dicho que se iba a formar un equipo de trabajo para que las partes afectadas, también los rectores, puedan plantear en qué aspectos hay que actuar de forma inmediata, como establecer algún elemento correcto, para llegar a una prueba única. Es de justicia que, si tienes un distrito único, no haya distintas pruebas, distintos contenidos o conceptos de qué se puntúa o no. Porque con esa nota puedes elegir en qué facultad estudiar. Es un tema de justicia, equitativo, seguiremos insistiendo en que exista una prueba única de la EBAU.

 

Su consejería, ¿tiene comprobado hasta qué punto perjudica a los alumnos de Castilla y León no tener esta prueba única?

En Castilla y León donde más se perjudica es en las ciencias de la salud, como medicina o enfermería. La nota de corte es idéntica y se está viendo como titulados que vienen con una determinada prueba con peor nota que una persona que lleva un expediente durante el curso académico no tan bueno. Si la prueba fuera única, no rebajando por abajo como dice la oposición, bajar el listón no es la solución, pretendemos que se mejore por arriba.

 

Mientras llega ese momento, ¿se puede hacer algo para que a los alumnos de Castilla y León con un buen expediente, pero una selectividad más dura, les cueste entrar en determinados grados?

Mientras no exista la selectividad única, estamos insistiendo a los ministerios que vayan aplicando elementos correctores. Se ha detectado que en algunas comunidades se penaliza por faltas de ortografía y en otras no, que eso sea uniforme. Criterios uniformes, es el Ministerio el que debe dar uniformidad a todo el sistema. Si no se llega de forma inmediata a una prueba única, que las diferencias sean cuanto menos, mejor, e ir metiendo esos elementos correctores, que sí se puede hacer de manera inmediata.

 

Toda la rebaja de tasas es financiación a mayores. Y también tiene que haber un equilibrio porque nos hemos comprometido a poner las tasas en la media de las comunidades autónomas

¿Cuál es el punto de equilibrio entre rebajar las tasas y mantener adecuada financiación de las universidades?

Tiene que haber un equilibrio. Toda la rebaja de tasas es financiación a mayores. Y también tiene que haber un equilibrio porque nos hemos comprometido a poner las tasas en la media de las comunidades autónomas. Durante dos cursos se han bajado ya las tasas, este año el 20%, el anterior el 5%, pero aún y así estamos todavía por encima de la media. A lo largo de esta legislatura el compromiso es que, en ese incremento de la financiación de las universidades de un 10%, se pueda también ir reduciendo las tasas a los alumnos.

 

O sea, que habrá más rebajas...

Habrá más rebajas.

 

¿Tienen decidido cuánto?

Hay que verlo. Entra todo dentro del sistema de financiación de las universidades que vamos a poner en marcha, con la parte básica, la parte de la investigación competitiva y la parte singular. Va todo en conjunto.

 

La pérdida de alumnado en universidades, cuando se ha producido, va unida a la pérdida de alumnado no universitario

¿Le preocupa la pérdida de matrículas en grados?

Este curso ha habido incremento de alumnado en grados en la mayoría de universidades. La pérdida de alumnado, cuando se ha producido, va unida a la pérdida de alumnado no universitario. Está vinculado con la demografía. Pero las universidades están haciendo una labor fantástica de poner en valor la especialidad de cada una de ellas. La legislatura pasada se ha hecho un esfuerzo importante por la consolidación de las universidades públicas, avanzar hacia su especialización, a planes estratégicos propios de cada una de forma coordinada, y se está viendo en los resultados. Hay más grados, se está apostando por la internacionalización, por la divulgación de las enseñanzas en países de Iberoamérica... La labor que están haciendo las universidades en este caso con la consejería de Educación está yendo por el buen camino y la buena dirección.

 

Hay que seguir organizando la oferta de grados...

Del balance del mapa de titulaciones del último ciclo, que finaliza este curso, decir que ha sido muy positivo. Las propias universidades públicas y la parte privada, que también participaron del acuerdo, han visto que es positivo porque se ha visto en la especialización, en las fortalezas de cada una, en que se complementan, y en que cada una tiene su propio asentamiento territorial y su propio encaje en su zona industrial. La idea es que empecemos ya, a finales de diciembre, a hablar ya de un nuevo mapa de titulaciones, un nuevo planteamiento de másteres y grados para volver a fortalecer esa planificación estratégica que tiene cada una. Se ha visto que ha sido positivo, que refuerza el sistema universitario.

 

Si la competencia entre universidades no es mala, la competencia sana es buena, no competir por competir, quitarse alumnos unas universidades a otras, no se trata de eso

¿Se acabó el tiempo de competir entre unas y otras?

Si la competencia no es mala, la competencia sana es buena, no competir por competir, quitarse alumnos unas universidades a otras, no se trata de eso. Cada universidad tiene su esfera de actuación y unas están apostando por la parte de ciencias, otras más por la parte técnica, alguna por la parte online... Creo que lo bueno es que la diversidad enriquece. Con los 20 campus que tenemos en Castilla y León, la competencia es sana.

 

¿Cómo es la convivencia con el sector de las universidades privadas?

Es buena la convivencia con las privadas, están en el consejo universitario, en algún otro órgano también están representadas. Cada una tiene sus fortalezas, se complementan, se equilibran. El sistema es bueno, el sistema es respetuoso. Las universidades públicas, evidentemente, son las soportadas por el presupuesto de Castilla y León y hay más coordinación por parte de la consejería.

 

Entiendo que no se necesita ninguna universidad privada más en Castilla y León

¿Habrá más?

Tenemos nueve universidades, cuatro públicas, cinco privadas, veinte campus. Creo que está plenamente cubierta toda la demanda como la oferta de grados, doctorados... Entiendo que no se necesita ninguna universidad privada más en Castilla y León. Con el tejido que tenemos está plenamente cubierto.