Rosa Valdeón se marcha "orgullosa" de dejar una Zamora estabilizada tras la crisis y menos desconocida

Rosa Valdeón, durante su reciente balance de los ocho años de alcaldesa.

La alcaldesa defiende ocho años en los que cree "haber mejorado la vida de las personas y del entorno de la ciudad" y con las que se ponen las bases para asegurar el futuro y mayor proyección de Zamora. Reconoce que no ha habido obras faraónicas, "pero sí hemos respondido a las necesidades sociales".

“A todos hay cosas que nos gustaría haber hecho más y mejor, pero estamos satisfechos”. Así ha redondeado Rosa Valdeón su comparecencia de este jueves en la que ha hecho un balance ya no solo de la legislatura, sino de su paso por el Ayuntamiento de Zamora en los últimos ocho años. Un acto con cierto sabor a despedida en el que, de nuevo, ha dejado la puerta abierta a su continuidad en responsabilidades públicas, muy ligada a lo que Juan Vicente Herrera y el PP de Castilla y León decidan.

 

"Me siento muy orgullosa porque cuando voy a determinados eventos Zamora ha pasado a ser menos desconocida y de la que se habla con potencialidades, que no solamente no desagrada sino que genera atracción”, ha resumido Valdeón sobre su trabajo en una rueda de prensa que ha hecho dación de cuentas, en la que ha habido referencias a la herencia, la recibida y la que deja, y que ha dejado de lado los fríos números.

 

La todavía alcaldesa empezó su intervención aclarando que la cocebía "como un ejercicio de responsabilidad política que se traduce en dar explicaciones a los ciudadanos" de lo que se ha hecho estos 9 años. Una tarea en la que, y lo ha dicho más de una vez, Valdeón y su equipo han procurado actuar “con humildad y transparencia”  y que no duda en calificar de positiva. “Hemos cumplido con creces en una etapa compleja y cambiante para las instituciones y el conjunto de la sociedad”, ha resumido Valdeón, consciente de que ha sido una época sin posibilidad de hacer grandes inversiones, propias de etapas anteriores. Por contra, ha insistido en que deja una base para años más favorables.

 

Rosa Valdeón y dos de sus colaboradores más directos, durante la rueda de prensa.

 

“Cuando hablamos de estabilidad no es hablar de cuentas en sí, es garantizar los servicios al ciudadano. No hablamos de endeudamiento, que se ha reducido, y eso puede hacer que los ciudadanos estén seguros de que con sus impuestos le garantizamos que vamos a seguir dando los servicios”, ha asegurado Valdeón, que no ha querido poner por encima de todo las cifras del déficit y la deuda, que han centrado la gestión económica como en todos los ayuntamientos.

 

En cuanto al tenor de las políticas llevadas a cabo, Valdeón ha destacado “que nuestro trabajo haya sido realista, no hemos hecho obras faraónicas pero sí hemos respondido a las necesidades sociales”. Para ello se ha sentido apoyada por su equipo, cuyo núcleo duro le acompañaba en la rueda de prensa. “Este balance no es el balance de la alcaldía o de la alcaldesa, sino del equipo de Gobierno. Equipo que no solo está aquí, sino que está pegado al terreno. Ha habido muchas propuestas que han llegado de los ciudadanos”, ha dicho.

 

También ha reconocido que, para suplir la menor disponibilidad económica, “hemos buscado siempre la implicación de otras administraciones. En política no hay personas que puedan con todo ni administraciones únicas. Hemos aprovechado las sinergias con Junta o Gobierno de España en proyectos”.

 

“A todos hay cosas que nos gustaría haber hecho más y mejor, pero estamos satisfechos”, ha querido rematar para asegurar que “creo que ha mejorado la vida de las personas y la vida del entorno de la ciudad” , lo que permitirá "una vez se supere esta época convulsa y de dificultades" que Zamora tenga una mayor proyección.

Noticias relacionadas