Sacyl espera mejorar este año la baja cifra de vacunación de gripe

Un paciente se vacuna en el centro de Santa Elena.

La gerencia de salud de la Junta en Zamora ha animado a los zamoranos a participar activamente en la campaña de vacunación de la gripe. El objetivo es mejorar las cifras obtenidas el año pasado, que fueron bajas, y acercarse a las 50.000 vacunaciones. Las primeras ya se han realizado esta mañana.

 

En España, entre un 5 y un 15 % de la población contrae la gripe al año, y en Castilla y León la tasa de incidencia durante el periodo 2012/2013 se ha estimado en un 2 %, es decir, unas 50.000 personas. Hay que señalar también que, según estudios recientes, el coste por paciente ambulatorio con gripe se cifra en 940 euros, mientras que en las hospitalizaciones sube hasta 6.236.

Las autoridades sanitarias de la provincia esperan mejorar este año las tasas de vacunación contra la gripe del año pasado, cuando la cifra se quedó poco por encima de las 40.000 y lejos de los objetivos marcados por Sacyl. Según fuentes de sanidad, se espera llegar cerca de las 50.000 en esta ocasión, para lo cual se anima a todos los colectivos a pedir la preceptiva cita para poder vacunarse.

 

Los primeros zamoranos en tomar la medida han acudido esta mañana a centros como el de Santa Elena para vacunarse. Según Sacyl, de momento no hay ningún problema con las dosis y se espera que no se repitan los generados el año pasado, cuando el laboratorio que las proporciona a la Junta de Castilla y León y otras comunidades tuvo que retener algunas partidas por defectos. Este año hacia cerca de 61.000 dosis preparadas para la provincia. Las vacunas frente a la gripe se dividen en 35.180 dosis de vacuna antigripal reforzada, para personas de 70 años o mayores y 26.700 unidades fraccionadas, para los menores de esa edad.

 

Sanidad ofrece ambas vacunas de forma universal, voluntaria y gratuita a las personas a las que estas están recomendadas, bien para prevenir complicaciones graves -que en algunos casos pueden llegar a ser mortales- en su estado de salud y en las dolencias de base previas, o bien para evitar que puedan contagiarse por el consecuente peligro de transmisión a otros grupos poblacionales, con el perjuicio social por bajas laborales o por el riesgo de su actividad que podría ocasionarse.

 

El acceso a la vacunación de las personas a las que su médico así se lo recomienda será, generalmente, a través de los centros de salud o consultorio locales y siempre a través de la oportuna petición de cita previa.

Noticias relacionadas