San Damián, una cara conocida con experiencia en la administración y meses de trabajo de fondo

San Damián, entregando propaganda electoral en las Tres Cruces la pasada campaña de las Europeas. Foto: PP

La candidata del PP a la alcaldía de Zamora atesora una trayectoria que la ha llevado a conocer los engranajes de la administración local y a un notable protagonismo en el partido. Su puesto en la subdelegación y su 'gira' con el PP para las europeas le han puesto en contacto con las cuestiones ciudadanas.

PERFIL

 

Clara Isabel San Damián Hernández nació en Zamora en 1976, y se licenció en Derecho por la Universidad de Salamanca. Está colegiada en el Ilustre Colegio de Abogados de Zamora, y desde mayo de 2008 hasta su nombramiento como subdelegada del Gobierno en Zamora en enero de 2012, cargo que ostenta en la actualidad, ejerce como técnico asesor del Consejo Consultivo de Castilla y León.

 

Entre 2007 y 2011 fue concejala de Economía Hacienda y Régimen Interior del Ayuntamiento de Morales del Vino y Diputada Provincial de Juventud y Deportes de la Diputación Provincial de Zamora. Hasta su nombramiento como subdelegada fue concejala de Turismo, tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zamora y diputada de Turismo y cuarta vicepresidenta de la Diputación Provincial de Zamora, además de ser portavoz del PP de Zamora desde el año 2006.

Con la designación de Clara San Damián el PP opta por poner al frente de su lista en Zamora a una cara muy conocida tanto en la ciudad como en la provincia y que lleva muchos meses en contacto directo con la gestión de cuestiones muy ciudadanas como el tráfico, la seguridad o la vertiente más terrenal de las nuevas políticas del Gobierno central. El perfil idóneo para sustituir a una alcaldesa con una trayectoria política y una imagen tan consolidada como la de Rosa Valdeón.

 

La decisión de Valdeón de no repetir una tercera candidatura, por más que había dicho que consideraba que dos legislaturas eran suficientes, obligó al PP zamorano a buscar una nueva cara para la complicada tarea de, primero, ganar el Ayuntamiento y, después, dirigirlo. Sin embargo, para cuando esto ocurrió, en septiembre de 2014, había algunos nombres del 'banquillo' de los populares zamoranos que, sin postularse, llevaban trabajo adelantado. Era el caso de San Damián, con experiencia en varias concejalías, también en la capital, y una actividad que la habían convertido en una cara conocida.

 

Por un lado, como subdelegada del Gobierno desde enero de 2012 ha tenido contacto directo con materias muy cercanas a la ciudadanía como el tráfico, la seguridad vial y ciudadana en los barrios, el contacto con las fuerzas del orden (donde cuenta con una elevada consideración)... y la aplicación en cercanía de las medidas del Gobierno central, caso del despliegue del cambio en los canales de la TDT y la mejora de la red móvil, por citar algunos recientes. Sus reuniones con colectivos sociales, asociaciones de barrio, fuerzas del orden... han sido numerosas.

 

En Revellinos de Campos, en uno de los encuetros del PP para las Europeas.

 

Y por otro, con una importante implicación en el PP zamorano. Con responsabilidades de partido desde hace tiempo, su participación en algunas iniciativas de éxito ha sido notable. Así, estuvo entre los cargos que recorrió buena parte de la provincia en la ronda de encuentros que los populares tuvieron en multitud de municipios de cara a las elecciones Europeas. Aquella decisión de Martínez Maíllo permitió que el resultado en provincia fuera mucho mejor que en Zamora capital y Benavente, lo que generó un importante desencuentro con Valdeón y Mañanes y un 'toque de atención' público.

 

En cuanto a afinidades, su sintonía con Martínez Maíllo es evidente. Al comienzo de la actual legislatura fue, al tiempo, diputada y concejala de Turismo, unificando una cartera básica en la provincia y que se lidera desde la Diputación que preside Maíllo. Y también es una de las voces importantes en la estructura interna del PP zamorano.

 

En cuanto a su experiencia de gestión, hay que tener en cuenta que ya ha sido concejala en la capital (en Turismo) y en Morales del Vino (en Economía, Hacienda y Régimen Interior); además, su puesto laboral es de técnico de Administración General del Ayuntamiento de Zamora en Patrimonio y Urbanismo y técnico Asesor del Consejo Consultivo de Castilla y León, con lo que conoce bien el engranaje interno de la administración local.

 

Ahora falta diseñar el equipo que acompañe a la cabeza de lista. Se da por seguro que habrá una importante renovación con respecto al que ha arropado a Rosa Valdeón en los últimos años, aunque algunos concejales se han puesto a disposición del partido. Entre los nombres que suenan está el de Maite Martín Pozo; la diputada nacional es otro de los valores en alza del PP en Zamora y también estaba en las quinielas: su presencia dependerá de si es candidata a repetir en el Congreso. Otro que suena es José Luis González Prada, secretario general de la FRAH y próximo a Martínez Maíllo; tiene experiencia en el Ayuntamiento y su perfil profesional, como conocedor de las relaciones con Portugal, le hace valioso.