San Martín y la escultura de Coomonte, protegidos contra el 'botellón' y 'aliados' con la lluvia

El parque de San Martín, su muro y el perímetro de la escultura de Coomonte ya están vallados. Foto: F. Oliva

Se ha vallado el parque y también se ha protegido la escultura en los jardines, pero será el clima, con previsión de lluvia para esta noche, lo que más influya.

El Ayuntamiento de Zamora ya tiene vallados los entornos del parque de San Martín para evitar que sea escenario del habitual 'botellón' del Jueves Santo. Este año el perímetro habitual se ha ampliado con parte de la muralla y el perímetro de la escultura de Coomonte colocada en los jardines hace unos meses, pero el resto de la parte de abajo del parque está abierto. Así que, de nuevo, habrá que contar con la lluvia como la principal medida contra el 'botellón'. El pronóstico es de lluvia a partir de las once de la noche.

 

Esta reunión se ha hecho popular en los últimos años, pero cada vez cuenta con más detractores por la imagen que genera y por la basura que se acumula en el parque y sus cercanías a la mañana siguiente. Su celebración es polémica municipal porque, aunque está prohibido beber alcohol en la calle y se toman algunas medidas de prevención y desincentivación, no parece suficiente.

 

En referencia a la posible convocatoria a través de redes sociales de un"botellón" la noche del Jueves Santo en el parque de San Martín, el alcalde aseguró recientemente ser consciente de las molestias que pueden originar estas concentraciones de jóvenes especialmente a los vecinos del Casco Antiguo y a la propia Semana Santa. A este respecto Guarido hace un llamamiento a la colaboración, el respeto y la convivencia pacífica, "para que todos podamosdisfrutar de la Semana Santa tanto los  zamoranos como los muchos turistas que nos visitan en esas fechas ".

 

No obstante para evitar posibles incidencias se reforzará el operativo de vigilancia y control, con una mayor presencia de fuerzas de seguridad en la zona, y como medida de protección de de la Muralla se ha acordonado un tramo de unos 20 metros en la esquina de la bajada de San Martín que incluye también la protección de la estatua "Equilibrio horizontal" de Coomonte. Esta obra, emblemática del autor, se instaló hace meses en este parque y ahora 'corre peligro'.

Noticias relacionadas