Sánchez y Casado confirman su nulo 'feeling' con un nuevo rifirrafe en el Congreso

Pedro Sánchez y Pablo Casado, durante el debate de investidura.

Sánchez llama a acabar con el "clima tóxico" de la política española y Casado le responde que "todo el mundo sabe que no acabará bien" el nuevo Gobierno.

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha hecho un llamamiento a terminar con el "clima tóxico" que a su juicio se está extendiendo en la política española y ha ofrecido a los grupos del Congreso buscar mecanismos para evitar en el futuro que una "mayoría de bloqueo" dificulte la formación del Gobierno, como viene ocurriendo de modo "inadmisible" desde 2016.

 

Así lo ha avanzado en su intervención ante la Cámara antes de que se produzca la segunda votación del debate de investidura, que Sánchez aspira a superar dado que ya sólo necesita recabar más votos a favor que en contra. 

 

Sánchez ha remarcado que la votación de este martes reflejará un Parlamento dividido en tres bloques: el de una coalición de progreso que representa a "la España que quiere avanzar"; en medio, quienes no quieren sumarse a este grupo "pero al menos no lo impiden" y enfrente, una coalición "variopinta" que va desde la ultraderecha a los antisistema y los nacionalismos más intransigentes y a la que ha bautizado como "la España que bloquea" sin presentar una alternativa.

 

El líder socialista ha remarcado que no hay otra opción de gobierno posible diferente de la que él aspira a presidir, al tiempo que ha incidido en que su partido, el PSOE, ha ganado las cinco elecciones que se han celebrado a lo largo de 2019. "No es una coincidencia, se llama democracia", ha subrayado. Bajo su punto de vista, la única alternativa a la coalición progresista que avalará previsiblemente este martes el Congreso es "más bloqueo para España".

 

Sánchez ha criticado la actitud de PP, Ciudadanos y Vox, cuya negativa a permitir un Gobierno del PSOE se explica tan sólo porque para ellos "o gobiernan las derechas o no hay gobierno en España". "Nada se puede construir desde la frustración y la amargura", les ha espetado. El líder socialista les ha invitado a abandonar este "clima tóxico" que están propiciando con su actitud, con la que deterioran la convivencia al fomentar la crispación.

 

 

Casado: "engaño masivo" a los españoles

 

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, ha acusado al jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez de "engaño masivo" a los españoles con el Gobierno "ultra" que va a conformar con Unidas Podemos con el apoyo de los independentistas y EH Bildu. Dicho esto, ha recalcado que "todo el mundo sabe que no acabará bien" y la historia no "absolverá" al candidato del PSOE.

 

"Lo que hoy se somete a votación no es lo que eligieron los españoles en las urnas sino exactamente lo contrario. Mintió sabiendo que si decía la verdad perdería las elecciones", ha recalcado Casado en su intervención previa a la segunda votación de investidura, en la que ha afirmado que el jefe del Ejecutivo se ha convertido en "el caballo de Troya" que meterá en el Gobierno de España a los que "se han conjurado para destruirla".

 

Casado ha abierto su discurso reivindicado la Constitución y al Rey, "máxima autoridad del Estado y símbolo de la continuidad histórica de España". También ha recordado a las víctimas del terrorismo. Los diputados del PP, puestos en pie, han proclamado 'viva el Rey, viva'. El presidente de los 'populares' ha señalado que lo que han visto estos días de debate en el hemiciclo "da miedo" y también ha citado a Manuel Azaña, presidente de la República. "Azaña también decía que tolero que ataquen la República, pero nunca les toleraré que ataquen a España".