Sanidad alerta de un fallo en el reservorio de bombas de insulina MiniMed que haría que se suelte

Bombas de insulina MiniMed

Son varios modelos de la serie 600. Si no queda bien bloqueado en la bomba, podría producirse una infrainfusión o una sobreinfusión de insulina, lo que podría derivar en hiperglucemia o hipoglucemia.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ha alertado de la posibilidad de que el reservorio de determinadas bombas de insulina MiniMed serie 600 tienen un fallo que provocaría que se suelte y no se pueda volver a fijar debido a la rotura o a la pérdida del anillo de retención.

 

La Agencia ha tenido conocimiento de esta incidencia a través de la empresa Medtronic Ibérica SA, distribuidora de estas bombas y con sede social en Madrid.

 

En concreto, los productos afectados son las bombas de insulina MiniMed 640G, modelos MMT-1711 y MMT-1712 y las bombas de insulina MiniMed 670G, modelos MMT-1780, MMT-1781 y MMT-1782. . El número de modelo de la bomba puede verse directamente en la parte inferior o en la parte trasera del dispositivo.

 

El diseño de la bomba de insulina MiniMed serie 600 cuenta con un anillo de retención para bloquear el reservorio en la bomba. En la alerta, la Aemps señala que "si el reservorio no queda bien bloqueado en la bomba, podría producirse una infrainfusión o una sobreinfusión de insulina, lo que podría derivar en hiperglucemia o hipoglucemia". Este producto sanitario está indicado para la administración de insulina de forma continuada a índices predeterminados y variables, para el control de la diabetes mellitus.

 

La propia empresa ha comunicado a la Aemps que se han producido incidentes en los que el reservorio se ha soltado y no se ha podido volver a bloquear en la bomba. Este elemento puede soltarse debido a la rotura o a la pérdida del anillo de retención, lo que impide que quede bien bloqueado. La Agencia señala que la rotura puede producirse por una caída o golpe con una superficie dura.

 

La Aemps recomienda a los pacientes que posean uno de los productos afectados que si el reservorio no queda bloqueado en la bomba o el anillo de retención está suelto, dañado o ha desaparecido, dejen de utilizar la bomba de insulina y vuelvan a su "plan alternativo de inyecciones manuales de insulina de acuerdo con las recomendaciones de su médico. No vuelva a insertar el reservorio en la bomba mientras esté conectada, ya que podría administrarse por error una gran cantidad de insulina en bolus".