Sanidad anticipa casi un mes la vacunación de la gripe para evitar coincidir con una segunda ola de coronavirus

Vacunación de la gripe

Sacyl quiere empezar la campaña de la gripe a comienzos de octubre, cuatro semanas antes que en 2019: más de 500.000 personas se vacunan cada año. 

La Consejería de Sanidad de Castilla y León tiene previsto adelantar prácticamente un mes la campaña de vacunación de la gripe 2020/2021, que empezaría a comienzos del mes de octubre, en cuanto esté disponible la vacuna. Este es el plan de Sacyl, que trastoca ligeramente el calendario vacunal habitual, y que se justifica por el intento de evitar la coincidencia con una posible segunda ola de coronavirus el próximo Otoño por un motivo concreto: gripe y Covid-19 comparten síntomas iniciales muy similares.

 

Según  han confirmado desde la consejería a TRIBUNA, el plan es comenza la campaña de vacunación de la gripe a comienzos del próximo mes de octubre. Sanidad ya había anunciado que adelantaría la campaña, pero no se sabía cuánto. Este 2019/2020 la vacunación de la gripe comenzó el 29 de octubre y se extendió durante ocho semanas, hasta el 13 de diciembre. El hecho de adelantarla afecta a gran parte de la población, ya que se trata de una vacuna anual y que se recomienda para mayores de 60 años, mujeres embarazadas y un amplio grupo de personas de riesgo.

 

Adelantarla de fecha pretende evitar la coincidencia en el tiempo con una posible nueva ola de Covid-19, ya que ambas enfermedades comparten síntomas iniciales, lo que podría complicar la detección de la enfermedad que provoca el coronavirus. Además, el hecho de adelantarla podría obligar a 'repetir' vacunación de la gripe en enero o prolongar la campaña hasta entonces, casi un mes más, para cubrir el mismo calendario que hasta ahora.

 

Más de 500.000 vacunados

 

La sanidad pública dispuso este año de más de 620.000 dosis de la vacuna de la gripe en las que se gastó 3.126.240 euros y se vacunaron más de 500.000 personas, con lo que se trata de la campaña de vacunación más masiva de las de la sanidad pública.

 

En este caso, la campaña se adelantará a comienzos de octubre, pero la fecha concreta depende de que esté disponible la vacuna o vacunas de esta temporada, ya que cambian ligeramente cada año, y las hay de diferentes tipos; de hecho, Castilla y León tenía la pasada campaña dos tipos de vacunas: una tetravalente, con cuatro cepas gripales y cuyo propósito es cubrir las posibilidades de circulación de virus B, y una vacuna adyuvante o virosómica inactivada, destinada a la población de 65 años y mayores y diseñada para mejorar la respuesta inmunológica frente a la gripe de este grupo poblacional.

 

En Castilla y León la vacunación antigripal se recomienda a partir de los 60 años y en los menores de esa edad pertenecientes a grupos prioritarios para recibir esta vacunación: personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe, personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones y trabajadores en servicios públicos esenciales.