Sanidad investiga si dos altos cargos compatibilizan sueldo público con sus clínicas privadas

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado.

Sanidad solicita a la Inspección que compruebe si alguno de sus directivos incumple la Ley de Incompatibilidades y mantienen trabajos en clínicas privadas además de sus altos cargos.

La Consejería de Sanidad ha solicitado este viernes a la Inspección General de Servicios que compruebe si alguno de sus directivos incumple la Ley de Incompatibilidades, según han informado a Europa Press fuentes de la Administración. El motivo son las denuncias sobre el hecho de que algunos altos cargos compatibilizan sus puestos con el ejercicio en clínicas privadas.

 

Esta actuación se ha llevado a cabo ante la publicación del medio digital eldiario.es del incumplimiento de esta norma por parte de la directora médica de Atención Primaria de Burgos y del gerente de Atención Primaria de Sacyl en León que mantienen sus trabajos en clínicas privadas propias. Un gerente de Atención Primaria cobra más de 59.000 euros al año y un director médico ronda los 55.000 euros anuales.

 

Ante esta información desde Sanidad, a través de la Inspección General de Servicios, se ha solicitado la incoación de un trámite de información reservada para investigar posibles irregularidades en materia de compatibilidad. "A partir de las conclusiones de dicha investigación, se llevarán a cabo las actuaciones correspondientes que prevé la norma", han concluido desde la Junta.