Seis ovejas muertas y una docena malheridas, en un nuevo ataque de lobo en Zamora

Ovejas muertas por el ataque del lobo.

La Alianza por la Unidad del Campo de Zamora ha denunciado nuevos ataques de lobo en las localidades de Fresnadillo y Gáname, que se han saldado con la muerte de seis ovejas y una docena malheridas.

Los sindicatos agrarios han explicado que en las últimas horas los cánidos han vuelto a matar y han dañado muy seriamente el patrimonio personal de ganaderos.


UPA-COAG considera "incomprensible" que todos los días se produzcan las mismas noticias, que los agentes medioambientales certifiquen los ataques y, sin embargo, "la Junta de Castilla y León mire a otro lado sin autorizar nuevos controles poblacionales, y sin poner solución alguna a los dramas y desastres personales que sufren muchos profesionales titulares de explotaciones familiares ganaderas de la provincia".



La organización ha recomendado a los ganaderos que, tal y como dice la norma, den parte de estos ataques a los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León de forma inmediata, antes de que transcurran 48 horas, incluyendo fines de semana y festivos.


También es recomendable que los animales no se trasladen del lugar donde fueron encontrados y que se tapen con plásticos para evitar la acción de otros depredadores o carroñeros, a la espera de que los agentes lleguen para certificar el ataque de lobo.