Semana Santa 2018 en Zamora: menos visitantes... pero la misma cantidad de basura

La estatuta del merlú, un símbolo de la Semana Santa de Zamora.

La Semana Santa de 2018 en Zamora se cierra con un bajón en el número de visitantes por culpa del mal tiempo. A pesar de la menor afluencia, hubo más accidentes de tráfico y se generó la misma cantidad de basura.

La Semana Santa de Zamora acaba de finalizar su ciclo de 2018 y es tiempo de hacer balance. El resultado ha sido, como siempre, satisfactorio por el ambiente que se ha vivido en la ciudad y la participación de zamoranos y visitantes en las procesiones. La pega ha sido la lluvia, que está detrás de las únicas incidencias de los desfiles, la suspensión del Santo Entierro y la procesión de Nuestra Madre de las Angustias el Viernes Santo, y las que tuvieron que procesionar con medidas especiales, como el Yacente que lo hizo en una urna, o casi se mojan, como la Vera Cruz.

 

Uno de los datos más esperados era el de visitantes. Zamora se transforma en su Semana Santa por la alta afluencia de turistas y el regreso de muchos zamoranos que viven fuera y que regresan para las procesiones. Este año la lluvia ha jugado en contra de la ocupación turística y de la afluencia a las procesiones. Según los datos municipales, entre 180.000 y 200.000 visitantes han pasado por la ciudad estos días. El año pasado, las mismas fuentes elevaron la cifra a los 250.000 visitantes: eso sí, el clima fue mucho más benigno. En las reservas hoteleras también se ha notado y, salvo los días centrales, se ha estado lejos del 'lleno' de otros años, especialmente lunes y martes santo.

 

En cuanto a las intervenciones realizadas durante esta semana por la Policía Municipal: ha atendido 33 incidentes sanitarios, 27 accidentes de tráfico, todos ellos leves con 5 heridos también de carácter leve y del total de pruebas de alcoholemia y drogas realizadas el 10% han resultado positivas. El año pasado la Policía Local atendió 511 avisos, 17 de los cuales fueron accidentes de tráfico con tan solo un herido leve. Se produjeron además 66 incidencias de tipo sanitario, la mayoría por mareos, lipotimias o pequeños traumatismos, 47 

 

El servicio muncipal de limpieza viaria ha recogido durante estos días 645.000 kilos de basura, siendo el Jueves  el día de mayor volumen con 80.000 kilos; el año pasado fueron 650.000 kilos. Los baños portátiles han sido utilizados por 53.000 personas (52.000 en 2017), de manera específica en las zonas de los miradores donde se celebraron las habituales meriendas de las cofradías que modificaron su recorrido. Durante esta semana los servicios municipales han trasladado 4.950 vallas a través de los 43 kilómetros de recorridos procesionales por toda la ciudad, además de 1.000 señales de corte e indicación.

  

El primer teniente Alcalde, Antidio Fagúndez, ha querido poner en valor el trabajo de todos los Servicios Municipales, de los trabajadores del Servicios de Limpieza Viaria "que han trabajado sin descanso para que durante cara recorrido las calles estuvieran limpias y preparadas para el siguiente desfile. Al Servicio de Parques y Jardines que también han realizado un gran trabajo diario de limpieza y adecuación de nuestras zonas verdes, especialmente la mañana del Viernes Santo".

  

Respecto del "botellón" del Jueves Santo, Fagúndez ha señalado que "las condiciones climatológicas hicieron que el público asistente fuera menos de la mitad que en otras ocasiones, el nivel de recogida de residuos pasó de 3.000 a 1.500 kg. y el uso de los baños portátiles también fue la mitad que el año pasado, pero es verdad que la noche era climatológicamente mala y eso nos ha ayudado este año a que el botellón se haya reducido.

  

Por su parte la presidenta de la Junta Pro Semana Santa Isabel García ha querido "agradecer a todos los Servicios Municipales la labor que han desarrollado durante todos los días de la Pasión zamorana. Quiero agradecer por supuesto la labor que hace la Policía Nacional, la labor de la Policía Munciipal. Sin ellos no hubiera sido posible al igual que todos los servicios que han trabajado, la Cruz Roja, Protección Civil, todos los servicios de emergencia".

 

La presidenta de la Junta Pro Semana Santa ha añadido que "el balance que puedo hacer de esta Semana Santa no es el que yo hubiera querido porque como sabéis no es el tiempo no nos ha acompañado, han tenido que suspenderse dos procesiones el Viernes Santo y la verdad me hubiera encantado poderos decir que todo se hubiera desarrollado según lo previsto pero no ha sido así".