Sin rastro del AVE a pesar de los rumores sobre su inminente puesta en servicio

El Alvia en el que viajó la ministra de Fomento.

La web de Renfe no refleja cambios en los trenes, frecuencias y horarios, y no hay ni rastro de los AVE en Zamora pese a el anuncio de la venta "en días" de los billetes. A pesar de todo, siguen los rumores sobre la cercana puesta en marcha que ha adelantado hasta Rajoy.

La llegada de los trenes AVE lleva días anunciándose al más alto nivel, pero todavía no hay rastro de su puesta en servicio. Los rumores hablan de una fecha muy próxima, el día 18 de diciembre, justo antes de las Elecciones Generales, que permitiría dar un empujón de votos al partido del Gobierno. Pero la realidad es que no hay ninguna certeza ni pista fiable.

 

De entrada, Renfe no tiene en su web cambios en los horarios ni en el tipo de trenes que prestan los servicios Madrid-Zamora. Se mantienen los mismos Alvia que tardan algo menos de dos horas hasta la capital; el viaje en los AVE tiene una duración prevista de 1h27 minutos, el tiempo que tardó el primer viaje de pruebas con la ministra Pastor a bordo. Sin embargo, en la web Renfe vende los mismos trenes y billetes hasta el día 10 de enero a pesar de los reiterados anuncios sobre una venta en pocos días.

 

Con todo, los rumores hablan del día 18 de diciembre, antes de las elecciones. En estos momentos no se puede hacer inauguración alguna y simplemente se pondría en marcha el servicio, aunque a dos días de las votaciones no parece lo más adecuado. En todo caso, podría ser después porque hay margen hasta la fecha tope, que es final de año, la referencia a la que siempre se ha atado Fomento cuando ha tenido que dar fechas.

 

Los Alvia de la serie 121 que se están probando, en este caso, en Valladolid.

 

No obstante, no debe quedar mucho. Cuando hizo aquel primer viaje, la ministra Ana Pastor habló de un servicio casi a punto a falta de la formación de los maquinistas, que deben familiarizarse con el trazado y con el material rodante. En las semanas siguientes se ha terminado la última infraestructura necesaria, el cambiador de ancho próximo al túnel del Bolón. Y también se han hecho pruebas con algunos de los trenes que pueden usarse para dar el servicio, caso de los Alvia tipo 121.