Sólo una carretera cerrada pero problemas en una treintena de la provincia

Carretera ZA-L-2560 entre Morales del Rey y Fresno de la Polvorosa, abierta al tráfico durante la mañana.

Los operarios de la Diputación despejan varias carreteras durante la mañana y sólo está cortada la de Benegiles, una de las zonas más afectadas. No hay tramos de la red principal afectados, pero sí se pide precaución en una treintena de la red provincial.

A estas horas, de la red de carreteras de la Diputación de Zamora sólo está cerrada al tráfico la de Benegiles-Gallegos del Pan después de que, en las últimas horas, los operarios del parque de maquinaria se hayan afanado por despejar de desprendimientos y agua las muchas carreteras afectadas en los últimos días. Según la DGT, no hay carreteras de la red nacional afectadas por las inundaciones, pero sí una treintena de tramos de carreteras provinciales.

 

Durante esta mañana se limpia la calzada de la ZA-L-2108, de Corrales a Fuente el Carnero, y se han abierto al tráfico la ZA-L-2560 Morales del Rey-Fresno y la ZA-P-1511 de Manganeses a Morales del Rey; ayer quedó abierta al tráfico la carretera de Ferreras de Abajo tras limpiar los desprendimientos en la calzada durante el día. También se abrió durante el lunes la de Domez a Vegalatrave al descender la cota del río Aliste y el puente de Domez se encuentra en buen estado tras las comprobaciones realizadas por los técnicos; se despejó y abrió al tráfico la carretera entre Benavente y Villabrázaro.