Soraya Rodríguez tacha a Maíllo de "intelectualmente poco elegante" al meterse en la crisis interna del PSOE

Soraya Rodríguez, Antonio Plaza y la diputada Mar Rominguera.

La presidenta regional del PSOE tilda de "incalificable" la rueda de prensa del presidente provincial del PP. Sobre la crisis interna dice que "no sobra nadie" pero que no se puede usar la estructura del partido para crear otro partido.

La presidenta del PSOE en Castilla y León, Soraya Rodríguez, ha tildado de "incalificable" la actuación del PP de Zamora al analizar la crisis socialista y ha asegurado que el secretario general socialista, Pedro Sánchez, está al tanto de lo que sucede en el partido como Rajoy también lo está de las situaciones que se viven en el Partido Popular.

 

Soraya Rodríguez ha respondido así a una comparecencia realizada este lunes por el presidente de los populares en Zamora en la que Fernando Martínez Maíllo ha pedido explicaciones y responsabilidades al PSOE tras las últimas dimisiones en cargos públicos y ha avanzado que iba a enviar al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, un dossier con todo lo que sucede en Zamora. Ante este anuncio, la presidenta socialista en Castilla y León ha indicado que le resulta una actuación "incalificable" que "suena más a espectáculo político que ha política" y "moral e intelectualmente poco elegante".

 

Así, ha dejado claro que Martínez Maíllo "no tiene que enviar ningún dossier porque Pedro Sánchez está al tanto de todo, al igual que Rajoy sabe lo que sucede en su partido cuando se le retiró la confianza al alcalde de Benavente o sobre los presuntos actos delictivos en la Diputación de Salamanca".

 

 

APOYO TOTAL

 

Soraya Rodríguez ha participado en Zamora en una reunión de trabajo aunque lo primero que ha querido es mostrar el apoyo de la Ejecutiva regional a la provincial y local de Zamora, además de su apoyo personal. De esta forma, la presidenta del PSOE en la región ha recordado que es una situación "dolorosa" la que se vive pero ha dejado claro que el partido tiene que mirar hacia adelante y ya está trabajando con las miras puestas en las elecciones municipales y autonómicas.

 

Por lo que se refiere a la situación de la provincia de Zamora con la cascada de dimisiones, ha aclarado que es una situación dolorosa pero "no se va a permitir que alguien que está dentro del partido hable mal o perjudique los intereses del PSOE". "Aquí no sobra nadie pero no se puede utilizar la infraestructura del PSOE para crear otro partido", ha señalado.

Noticias relacionadas