Sorprendente julio de empleo en Zamora: 600 parados menos y la mayor mejoría de todo el país

Zamora invierte la tendencia nacional: en uno de los meses de julio más flojos en años, la provincia logra buenos datos.

El paro ha caído con fuerza en Zamora durante el mes de julio, invirtiendo la tendencia nacional en el que ha sido un mes de julio flojo, el de menor mejoría en once años. Por sorpresa, el dato zamorano ha sido el mejor de la Península Ibérica en términos relativos y solo Ceuta y Melilla han mejorado más.

 

En concreto, el número de parados ha bajado un 5,55%, 601 inscritos menos que en junio, y la cifra final queda en 10.227. Son 800 menos que hace un año. La mejora es significativa porque otras provincias de Castilla y León se han conformado con mejoras testimoniales y en Valladolid incluso ha subido el paro.

 

También sorprende el dato de la afiliación. Son 1.254 más que hace un mes, para llegar a los 59.168 gracias a una subida superior al 2%, también una de las mejores de Castilla y León y el doble de la comunidad. En el global nacional solo ha subido un 0,08%, pero ha vuelto a marcar un nuevo récord con 19.533.211 afiliados.

 

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León bajó en 1.269 personas en julio en comparación con el mes danterior, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad se mantiene por debajo de la barrera de los 140.000 y se sitúa, en concreto, en 131.973. En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en julio registró un descenso del 0,95 por ciento respecto al mes anterior (en el resto de España el paro cayó un 0,14 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país bajó en 4.253 personas hasta situarse en un total de 3,01 millones de desempleados).

 

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 4.253 desempleados en julio (-0,14%), su menor descenso en este mes desde 2002, cuando disminuyó en 1.111 personas. Tras el descenso de julio, el quinto consecutivo, el volumen total de parados se situó en 3.011.433 desempleados, la cifra más baja desde noviembre de 2008, pero se resiste a abandonar los tres millones.