Susana Díaz llama "supremacista" a Tejerina por decir que los niños andaluces tienen peor educación

Susana Díaz informa del adelanto electoral al 2D

Pide a los dirigentes del PP que dejen de insultar a Andalucía. 

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha exigido este jueves a los dirigentes del PP que "no sigan insultando" a los andaluces, después de las palabras de la vicesecretaria de Acción Social de los 'populares', Isabel García Tejerina.

 

"Es lamentable, insulta a toda una tierra, a Andalucía, a nuestros hijos, a lo más sensible que tiene una comunidad: sus niños", ha rechazado Díaz, quien ha criticado, además, que lo haga "con desdén supremacista, con una ignorancia total" que, a su juicio, evidencia un "desconocimiento de esta tierra".

 

Díaz ha exigido respeto y ha dicho al PP que no permitirán que se "ataque a los niños y a los 100.000 docentes que educan y forman a nuestros niños como ciudadanos libres y con futuro y que están consiguiendo lo que esta tierra es hoy". "Si quieren venir en campaña que lo hagan con el respeto que tienen en otros territorios de España", ha espetado.

 

La presidenta andaluza ha ido más allá y ha indicado a los periodistas en Archidona (Málaga) que la "actitud que ha mantenido --García Tejerina-- cuando era ministra se corresponde con ese desdén a esta tierra", recordando el incendio en Doñana y que "no tuvo a bien ni siquiera acercarse a ver qué pasaba".

 

"Ahora insulta a nuestros niños sin ningún rigor", ha reiterado, considerando que este hecho es "fruto del caldo de cultivo de la derecha andaluza cuando hablaba mal de Andalucía y ha permitido y ha incrementado ese clasismo de sus dirigentes nacionales y ese desprecio".

 

Por ello, ha instado a García Tejerina a mirar el índice de repetición en Educación Primaria de los niños de Andalucía y los de Castilla y León, de un 2,5 en el primer caso y de un 4,3 en el segundo. "Pero esas cosas no ayudan, ayuda el respeto a la educación pública, a una comunidad autónoma que no es inferior", ha recalcado.