Suspendido el Santo Entierro; en peligro la procesión de las Angustias

Un cofrade del Santo Entierro se aleja del lugar de salida de la procesión este Viernes Santo.

La lluvia obliga a la primera suspensión de esta Semana Santa, la del Santo Entierro. 

La lluvia que ha caído de manera ininterrumpida durante toda la tarde en Zamora ha obligado a la primera suspensión de esta Semana Santa, la de la procesión del Santo Entierro. Y de paso pone en peligro la celebración de la Procesión de Nuestra Madre de las Angustias que tiene prevista su salida a las 23.00 horas.

 

Desde este Viernes Santo por la mañana las previsiones permitían ver un horizonte complicado para la procesión del Santo Entierro, una de las procesiones más plásticas, coloristas y dinámicas de la Semana Santa zamorana. La Vera Cruz ya regresó la tarde del Jueves Santo bajo la lluvia, el Yacente se celebró íntegramente bajo una intensa precipitación que, al menos, respetó la madrugada del Viernes Santo a la procesión de Jesús Nazareno. Pero la procesión de la tarde de viernes no se ha librado.

 

Los miles de cofrades acompañan a los doce pasos que representan los diferentes momentos de la Muerte de Jesucristo tendrán que esperar a otro año para procesionar. No se podían poner en peligro las tallas, algunas de enorme valor como el Santísimo Cristo de las Injurias, que tiene en esta procesión su última salida.

 

La jornada del Viernes Santo en Zamora se cierra con la Procesión de Nuestra Madre de las Angustias, cuyo momento álgido se produce con el rezo de la Corona Dolorosa y la entonación de 'Stbar Mater' por parte de del coro sacro 'Jerónimo Aguado' en la Plaza Mayor. Sigue lloviendo sobrfe Zamora y no parece seguro que pueda salir.