Temporal en la carretera: cómo poner unas cadenas para la nieve

La DGT organiza en todo el país talleres para enseñar a poner correctamente las cadenas en nuestros coches.

Siempre fuera de la calzada, colocando el triángulo a 50 metros mínimo y con el chaleco reflectante puesto. Estas son las tres primeras normas para poner unas cadenas a nuestro coche, algo que no todo el mundo saber hacer. Por este motivo, la DGT lleva semanas celebrando talleres en diferentes ciudades en colaboración con la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local, algo muy útil en estos días de temporal.

 

Hay que recordar que, en determinadas condiciones climatológicas, las autoridades no nos dejarán circular si no llevamos cadenas o neumáticos homologados de invierno. Si no montamos este tipo de cubiertas, será obligatorio circular con cadenas: no olvidéis meterlas en el maletero. Las hay textiles y metálicas, que son las más extendidas.

 

Las cadenas metálicas son duraderas y eficaces, aunque ruidosas. Su montaje en condiciones de frío y humedad puede ser difícil. Se recomienda usar guantes y antes de tener que usarlas, conviene practicar antes y comprobar que se ajustan perfectamente al tamaño de nuestros neumáticos. Aún así, son las más duraderas y las más utilizadas. Se colocan siempre en el eje motriz. En un vehículo con tracción a las cuatro ruedas, póngalas delante.

 

Para poner las cadenas metálicas:

  • Desabroche el aro rígido e introduzca un extremo por detrás de la rueda, deslizándolo por el suelo. 

  • Tome los dos extremos, compruebe que la cadena no queda aprisionada por la rueda, cierre el aro interior y céntrelo por detrás del neumático.

  • Cierre el anillo exterior y centre el conjunto de la cadena sobre la zona de rodadura y flancos del neumático.

  • Apriete con el tensor y enganche el sobrante de la cadena para que no golpee en el paso de rueda. Compruebe que están bien montadas rodando 100 metros.

 

Consejos para conducir con cadenas

 

  • No circular a más de 30 km/h con cadenas metálicas (50 en caso de cadenas textiles).

  • Evite acelerones y frenadas bruscas. 

  • Al circular con cadenas sobre calzadas sin nieve o hielo, se precisará un mayor recorrido para la frenada. Es recomendable quitarlas cuando termine el tramo de nieve.

  • Antes de guardarlas, hay que lavarlas y secarlas para evitar que se dañen con la sal.

Un coche con cadenas para la nieve.