Actualizado 13:58 CET Versión escritorio
Zamora

Todo lo que necesitas saber sobre las máquinas tragamonedas

Artículo sobre su evolución.

Publicado el 18.05.2019

Las máquinas tragaperras son aquellas que, apostando una cantidad de dinero, pueden ofrecerte un premio mayor en efectivo. Gracias a la evolución de las tecnologías, este sector se ha modernizado y cada vez es más frecuente encontrarse máquinas tragamonedas online, para que cualquier persona pueda jugar sin tener que desplazarse de su casa.

 

Las máquinas tragamonedas y su evolución

 

Charles Fey fue el encargado de crear estas máquinas a finales del siglo XIX, después de dedicar una gran cantidad de tiempo para perfeccionar el modelo antiguo, dando lugar a la mundialmente famosa “Liberty Bell”, un aparato hecho con una carcasa fabricada con hierro fundido.

 

Tal fue su popularidad, que no tardó mucho tiempo hasta que aparecieron distintas copias de varias compañías, dando así lugar a una nueva era del juego. Una de estas versiones tenía símbolos de frutas, muy conocidos en la actualidad.

 

Con el paso del tiempo, las máquinas tragamonedas han sufrido una gran cantidad de cambios, como que acepten dinero físico y tarjetas de crédito. La ventaja de estas últimas es que no existe la ranura por la que se expulsa el dinero, sino que es transferido directamente a la tarjeta del usuario.

 

Como hemos mencionado anteriormente, la evolución tecnológica a la que estamos haciendo frente ha propiciado que este sector de un giro de 360 grados, posibilitando a los usuarios que no tengan que salir de sus casas para continuar jugando a las máquinas tragamonedas, proporcionando un plus de intimidad y poder jugar a la hora que puedan, sin depender del horario que los casinos físicos tienen establecidos.

 

¿Cómo funcionan las máquinas tragamonedas?

 

Mediante un mecanismo, los rodillos que se encargan de que los ejes giren, se activan mediante la introducción de una moneda, cuando se detienen, proporcionan información al jugador mediante una línea de símbolos, pudiendo formar una combinación ganadora en cualquier momento.

 

Estas líneas no tienen que ser únicamente horizontales, también existe la posibilidad de que sean diagonales o en zigzag, todo depende del tipo de máquina que estés utilizando y las posibilidades que esta permita.

 

Para que estos rodillos se pongan en marcha, se necesita un motor, que trabaja bajo un sistema conocido como RNG (Random Number Generator o generador de números aleatorios). El objetivo es que, cuando empiezas a jugar, este motor pueda girar los rodillos sobre un eje, indicándote si tu jugada ha tenido o no premio.

 

La gracia está en que los jugadores nunca saben cuándo se va a detener, y no hay forma de conocerlo, ya que el propio mecanismo se encarga de generar una combinación de modo aleatorio. Esto hace que todos los trucos existentes por los jugadores asiduos de máquinas tragaperras, ya sea en físico u online, estén basados en el azar.

 

Es cierto que cualquier persona puede obtener un beneficio de este tipo de máquinas, aunque nunca se sabe si necesitarás de una simple jugada y tener un poco de suerte, o necesitarás estar varias horas hasta que llegue el momento esperado.

 

Las máquinas tragamonedas son cada vez más utilizadas en la sociedad actual. Por todo esto, es necesario que tengas en cuenta que es únicamente un producto de entretenimiento basado en el azar y que no existen estrategias que pueda ayudarte a ganar.

COMENTARComentarios