Toro espera una vendimia abundante, muy buena y algo tardía
Cyl dots mini

Toro espera una vendimia abundante, muy buena y algo tardía

Foto: UPA

La vendimia ha empezado en seis bodegas y la bajada de temperaturas favorecerá la recogida generalizada a finales de mes.

El Consejo Regulador de la denominación de Origen Toro espera una vendimia de en torno a 19 ó 22 millones de kilos de uva, entre un cinco y un diez por ciento más que el año pasado, y de una calidad "muy buena", según el director técnico de la Denominación, Santiago Castro. La vendimia ha comenzado en seis bodegas de la Denominación de Origen (DO) Toro con una bajada de temperaturas que favorecerá la recolección generalizada de la uva a finales de mes.

 

"Las uvas no son muy grandes, pero hay más racimos, no obstante todo dependerá de la selección que se realice en las propias bodegas", ha añadido. Las lluvias previstas para esta semana así como la bajada de temperaturas, sobre todo nocturnas, retrasarán algo la maduración de la uva.

 

"El agua en esta época es buena porque no va a ser mucha cantidad y ayudará a terminar la maduración", ha explicado Santiago Castro. La cosecha 2016 se ha caracterizado por las altas temperaturas, especialmente, desde mediados de agosto, lo que ha provocado que no se desarrolle la maduración de forma homogénea.

 

En algunas, zonas está más adelantada la maduración alcohólica --contenido en azúcares--, que la maduración fenólica --verdor de la pepita y del hollejo--, por lo que la bajada del mercurio en los próximos 15 ó 20 días favorecerá una maduración más paulatina.

 

El director técnico de la DO Toro ha destacado la "importancia" de la amplitud térmica, ya que "si no hay bajada de temperaturas durante la noche y estas se mantienen altas, se pierde acidez, color y aromas". A pesar del calor y de la escasez de lluvia, Castro ha asegurado que "sólo se ha pasificado la uva de alguna parcela muy concreta".

 

Los resultados de los últimos muestreos realizados revelan "unos parámetros de calidad bastante buenos, la relación entre la acidez, el PH y el contenido en azúcares se encuentra en los parámetros adecuados. Las viñas viejas con baja producción están casi maduras, con un grado alcohólico probable entre 14 y 14.5, un PH en torno a 3,45 y acidez total cercana a 5,5", ha explicado Santiago Castro.