Toro recupera su Alcázar como centro de recepción de visitantes

Después de década de abandono, una inversión ha permitido recuperarlo como infraestructura turística gracias a Las Edades del Hombre.

El Alcázar de Toro (Zamora) ha reabierto este viernes sus puertas para acoger, tras varios meses de obras, el nuevo Centro de Recepción de Visitantes de Las Edades del Hombre 'Aqva' que se celebra en la villa hasta el 14 de noviembre. Tras meses de trabajo para consolidar el edificio y establecer allí el Centro de Recepción de Visitantes, la ciudad de Toro cuenta con una infraestructura patrimonial y turística "de primer orden" que ayudará en el objetivo de situar a la ciudad como "referente turístico".

 

El alcalde de Toro, Tomás de Bien, ha sido el encargado de realizar el recorrido por el nuevo espacio que cumple, según ha señalado, dos funciones: dotar la localidad con una infraestructura para el sector turístico y "dignificar y poner en valor" un edificio "importantísimo del patrimonio municipal" para que esté al servicio de los ciudadanos como lugar de encuentro de la cultura y el ocio. 

 

El espacio remozado, que ha supuesto una inversión de 100.000 euros, incluye una Oficina de Turismo, espacios de interpretación de la ciudad, una sala de exposiciones, el mirador de las torres y el paseo por el adarve, y en las próximas semanas quedarán habilitadas también una sala de conferencias y una sala de reuniones. El Centro de Recepción de Visitantes abrirá de martes a domingo de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas de la tarde, y permanecerá cerrado los lunes.

 

El Alcázar es uno de los monumentos "más insignes e importantes" de la ciudad de Toro, ya que en él está el origen de la localidad. El edificio, catalogado como Bien de Interés Cultural, presentaba hace tan solo unos meses un estado de abandono total y se encontraba en la Lista Roja de Patrimonio con graves problemas de desprendimientos, humedades, abandono y la acumulación de diez toneladas de chatarra y basura.