UGT denuncia el cierre de 182 camas este verano entre el Virgen Concha, el provincial y Benavente

Los responsables de FSP-UGT, en la rueda de prensa.

Lamenta que se haya pasado "de tener pacientes en camas por los pasillos a tener camas cerradas" y reflexiona sobre la construcción del nuevo hospital, un gasto de 26 millones de euros en 175 camas de hospitalización "para tenerlas cerradas".

Es una práctica habitual en Castilla y León desde hace unos años, y también en otras comunidades, pero a los sindicatos el cierre de camas en verano no les convence. Por eso FSP-UGT ha denunciado hoy que el complejo asistencial de Zamora tendrá fuera de servicio un tercio de la capacidad de hospitalización este verano. Son 182 camas de las 614 disponibles y que, a partir del 1 de julio, estarán cerradas al servicio público. Una situación que según los sindicatos forma parte de los recortes con los que "la sanidad está pasando por horas no solo muy bajas, sino trágicas".

 

Los responsables de FSP-UGT han puesto sobre la mesa las cifras de los recortes en capacidad hospitalaria que sufrirá este verano el complejo hospitalario de Zamora, entre el Virgen de la Concha, el Hospital Provincial y el de Benavente. Según las cuentas del sindicato, a partir del día 1 de junio se cerrarán 165 camas y el 1 de julio aumentarán hasta las 182 las que no estén disponibles. Eso supone que un tercio de la capacidad de servicio del complejo (614 camas) estará inoperativo.

 

Según el sindicato, esto se va a conseguir cerrando la quinta planta del Hospital Provincial, donde la cuarta y la sexta ya están cerradas; con el cierre de la planta de escolares del Virgen de la Concha; y con el cierre de la primera y la tercera en el comarcal de Benavente.

 

La situación es, según los sindicatos, incomprensible. "Hemos pasado de tener camas por los pasillos a tener 140 cerradas durante 2013", ha lamentado el representante sindical Jerónimo Cantuche. El representante de FSP-UGT recahaza los argumentos de la Junta, que habla de cierre de unidades por la bajada de demadna en verano. "¿Por qué se van a gastar 26 millones de euros en el nuevo hospital con 175 camas si luego no hacen falta?", se ha preguntado.

 

 

MÁS RECORTES

 

El sindicato ha lamentado también el resto de ajustes que están debilitando el servicio sanitario público y que han puesto a los profesionales "al límite". Según la federación, la supresión de puestos de trabajo ha mandado a la calle a 301 profesionales desde 2008 entre médicos, enfermeros, auxiliares, celadores y personal diverso; a ello hay que añadir las 126 plazas orgánicas que se han amortizado. Esto ha llevado a una situación de falta de profesionales en todos los servicios porque "la gerencia se ha cebado en recortes por encima del servicio".

 

Esto ha generado una situación insostenible para los profesionales, que han visto como la reducción de plantillas derivaba en cambios constantes en turnos y vacaciones, en descansos semanales y en un aumento de la presión asistencial porque no se cubren bajas ni descansos ni vacaciones cuando el persona las requiere. Y han puesto el ejemplo de la unidad de neurohematología, que va a estar con un solo auxiliar para los fines de semana que tendrá que mover a todos los pacientes.

 

En resumen, FSP-UGT considera que se han destinado 132 millones de euros para cerrar servicios públicos y tener camas de hospital cerradas. Por este motivo, el lunes inician una campaña de recogida de firmas e información a la puerta del Hospital Virgen de la Concha.