Un análisis de sangre podría mejorar la detección temprana del cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es la causa número uno de muerte relacionada con el cáncer en todo el mundo, en parte debido a las dicultades para detectar la enfermedad en una etapa temprana.

Una nueva investigación dirigida por cientícos de la Unidad de Toxicología del Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés), en Reino Unido, sugiere que, al analizar los niveles de ADN en la sangre, podría mejorarse la detección temprana del cáncer de pulmón. El estudio, publicado en la revista 'Disease Models and Mechanisms', encontró que, en pruebas preliminares con ratones, un análisis de sangre podía medir los niveles circulantes de ADN en la sangre que las células cancerosas eliminan a medida que crecen y se multiplican, e incluso podrían predecir la presencia de tumores en los pulmones antes de que se vuelvan cancerosos.

 

El cáncer de pulmón es la causa número uno de muerte relacionada con el cáncer en todo el mundo, en parte debido a las dicultades para detectar la enfermedad en una etapa temprana. En el momento en que se diagnostica el cáncer de pulmón, a menudo se ha diseminado a otras partes del cuerpo, lo que hace que sea mucho más difícil de tratar, por lo que un mejor diagnóstico en una etapa anterior es clave para vencer la enfermedad.

 

Cientícos de la Unidad de Toxicología del MRC, parte de la Universidad de Cambridge, junto con investigadores de la Universidad de Leicester, también en Reino Unido, utilizaron ratones con una mutación en un gen llamado KRAS para modelar las etapas precancerosas del cáncer de pulmón. Los cientícos tomaron exploraciones de tomografía computarizada (TC) regulares para monitorear el desarrollo de pequeños tumores pulmonares precancerosos en los roedores.

 

Para determinar si el ADN circulante podría usarse para detectar los tumores antes de que se volvieran malignos, se tomaron muestras de sangre junto con las tomografías computarizadas en diferentes intervalos de tiempo. El equipo encontró que los ratones que desarrollan tumores pulmonares cancerosos registraban niveles más altos de ADN circulante en comparación con los ratones sanos, y que los niveles de ADN liberados por los tumores cancerosos en la sangre de los ratones se correlacionaban con el tamaño de los tumores observados en las tomografías computarizadas.

 

MUTACIONES CAUSANTES DE TUMORES, DETECTABLES EN EL ADN CIRCULANTE

 

Después, se analizó el ADN en circulación para determinar la presencia de la mutación KRAS precisa que causó el desarrollo de los tumores. Los investigadores descubrieron que, signicativamente, en las etapas posteriores del desarrollo del tumor donde los tumores aún eran precancerosos, la mutación KRAS todavía podía detectarse en el ADN circulante.

 

"Esta observación es emocionante porque sugiere que las mutaciones causantes de tumores pueden ser detectables en el ADN circulante de pacientes con cánceres en etapa temprana o con tumores precancerosos", dice el autor principal del estudio, Miguel Martins, líder del programa en la Unidad de Toxicología del MRC. Respecto a la importancia de los estudios de seguimiento, cree que ahora se deben realizar estudios similares con ratones con lesiones precancerosas en otros tejidos.

 

"Esto nos dará una mejor idea de si el ADN circulante tiene un uso potencial para la detección temprana del cáncer en pacientes", agrega. La doctora Mariana Delno-Machin, gerente de programa para el cáncer en el MRC, que nanció la investigación, agrega: "Esta es una pieza muy prometedora de la investigación en etapa temprana. El cáncer de pulmón es increíblemente difícil de diagnosticar en la etapa en que se puede tratar con éxito".

 

"Esto conduce a un bajo índice de supervivencia. Desarrollar estrategias de detección temprana para mejorar los índices de supervivencia es clave, y si esto se puede lograr usando solo una muestra de sangre, esto beneciar al NHS [sistema nacional de salud británico]. Esperamos los resultados de las siguientes etapas de esta investigación", concluye.