Un año y medio de hospital en hospital por una lesión en la pierna: el caso real de un paciente zamorano

Hospital Virgen de la Concha de Zamora.

El Procurador del Común censura el 'peregrinaje asistencial': la costumbre de derivar de hospital a hospital a los pacientes. Así pasó un año y medio un paciente derivado de Zamora a León y Salamanca.

El Procurador del Común recibió el año pasado 172 quejas en materia sanitaria, más del doble que el año anterior, una cuestión que no falta nunca en los informes anuales del organismo de defensa de los ciudadanos. Son buena parte de las más de 740 registradas en Zamora, provincia en la que el mal estado de la carretera de Porto ha generado el meyor número de quejas de toda la Comunidad. En el ámbito de la sanidad y el consumo se registraron 8, un 1%, pero no por ello tienen menos importancia.

 

Según explica en su última memoria el Procurador del Común, "seguimos recibiendo quejas sobre diversos aspectos que claramente han de mejorarse tales como las diferencias entre el medio rural y el urbano, las listas de espera y las deficiencias en la información de toda naturaleza que se ofrece a los pacientes y/o sus familias". Entre los casos que se citan, hay dos que afectan directamente a Zamora.

 

En un expediente se estudió la problemática particular de un paciente que, según el órgano, "refleja la existencia de deficiencias organizativas generales bastante frecuentes y que dan lugar a lo que desde nuestra institución ha dado en llamarse “peregrinaje asistencial”". Se trataba de un ciudadano que había sido derivado a diversos recursos asistenciales en diferentes provincias (Zamora, León, Salamanca) y que tras más de año y medio de derivaciones, consultas, denegaciones de traslado, no había visto solucionada su dolencia llegando incluso a ser aconsejado en una consulta de Sacyl para que acudiese a la medicina privada como solución a una dolencia en su peroné izquierdo como consecuencia de un accidente laboral.

 

Sobre esta cuestión, el procurador solicitó una cumplida y eficaz respuesta al paciente así como que se impartan instrucciones que eviten la descoordinación que ha propiciado un “peregrinaje asistencial” absolutamente innecesario e injustificado. La resolución fue aceptada.

 

 

El teléfono que nadie coge

 

Una cuestión habitual en las quejas de los pacientes es la imposibilidad de contactar con sus centros de salud o con los centros hospitalarios para pedir cita. "Este problema que puede parecer menor no lo es tanto cuando el interesado está impedido, tiene avanzada edad o simplemente tiene un horario laboral que le imposibilita acercarse en persona para hacerlo", asegura el procurador en su informe.

 

Esto fue lo que ocurrió en el caso del Servicio de Citaciones del Hospital Virgen de la Concha de Zamora en una queja, dado que la línea se encontraba permanentemente ocupada. Solicitada información, el centro indicó que en ocasiones la línea estaba colapsada razón por la cual se estaba trabajando en la mejora de este aspecto y por ello se instó a la Administración sanitaria a garantizar una adecuada atención telefónica dotando al Servicio de Citaciones de mejoras técnicas y/o de más personal. La resolución fue aceptada.

Noticias relacionadas