Un AVE que todavía tendrá que ser Alvia

El Alvia S-730, circulando por la línea de alta velocidad. Foto: TrenZamora

El hecho de que la línea llegue sólo hasta Zamora y no esté terminada en dirección a Galicia hasta, previsiblemente, 2018 condiciona la circulación de trenes AVE 'de 300': seguirán funcionando los Alvia a 200 km/h, pero sobre las mejores vías de la conexión a Madrid.

La llegada hoy de la ministra a bordo de uno de los Alvia S-730 que, desde hace unos años, utiliza Renfe en la conexión Zamora-Madrid ha puesto de manifiesto que, de momento, la capital zamorana tendrá las ventajas de la línea de alta velocidad, pero no en toda su capacidad. Concretamente, le va a faltar la velocidad icónica del AVE 'de verdad', al menos, hasta que la línea esté completa y se termine la conexión entre Zamora y Ourense. En ese sentido, la ministra de Fomento ya ha anunciado 130 kilómetros más hasta Pedralba de la Pradería durante el año que viene.

 

Renfe está trabajando todavía en el diseño de los horarios y frecuencias para la línea y será entonces cuando se sepa cuantos AVE llegarán y cuántas conexiones se harán con los 'otros' alta velocidad, los Alvia, Avant y demás familia. El mayor condicionante es que el AVE de los 300 km/hora, una de las marcas comerciales con más tirón de Renfe y el banderín de enganche de la promoción política de esta línea, no puede seguir camino de Galicia desde Zamora. Mientras no se termine la línea, los trenes ruedan por la antigua vía hasta Ourense. Así lo están haciendo los Alvia híbridos, capaces de rodar por ancho ibérico o alta velocidad y en tracción diésel o electrificados.

 

El Gobierno, y la propia ministra, insisten en que el AVE de Zamora será completo. Esto es algo que debería ser totalmente real en 2018, cuando esté terminada toda la línea porque lo que sí es realmente alta velocidad es la conexión. Mientras, está por ver que número de trenes con las siglas AVE en su carrocería, icono de la oferta ferroviaria de alta velociadd, llegan a la estación zamorana y cuántos son de la 'familia' de los Alvia y Avant que, por otra parte, prestan un servicio más económico y también con una gran mejora de tiempos.

 

Si el AVE de 300 km/hora no puede pasar de Zamora, de momento la conexión seguirá, previsiblemente, protagonizada por los Alvia que, con todo, son un importante avance. Con la apertura de los 99 kilómetros entre Olmedo y Zamora la conexión con Madrid ya es íntegramente con características plenas de alta velocidad: tendido de vía, trazado y electrificación. Eso significa un viaje cómodo, sin traqueteos y a la velocidad comercial de los Alvia, los 200 km/hora; el uso del mismo material debe suponer que se mantengan los precios. Y lo más importante, una mejora notable en el tiempo de trayecto: 25 minutos menos, por debajo de hora y media de viaje, gracias a que ahora se rueda mejor entre Olmedo y Zamora.