Un Domingo de Ramos caluroso dará paso a una Semana Santa con probabilidad de lluvia en Zamora

La primera parte de la Semana Santa será tranquila, con cielos despejados y máximas que llegarán hasta los 25 grados. A partir del lunes, cambia el tiempo y el pronóstico habla de lluvias, aunque débiles, desde el Jueves Santo.

Ya están apareciendo las primeras previsiones sobre un factor determinante en la Semana Santa zamorana, el tiempo. Y parece que a una primera parte despejada y calurosa seguirá otra con altas probabilidades de lluvias que afectarían a los días centrales de la Pasión de Zamora. Así, desde que este jueves arranca el ciclo con el traslado del Nazareno de San Frontis, se puede esperar muy buen tiempo. Según la AEMET, los cielos estarán despejados y los termómetros llegarán hasta los 19 grados, aunque las mínimas seguirán siendo bajas, en torno a los 4 grados.

 

A partir del viernes, y de cara al primer fin de semana de la Pasión, el buen tiempo se hace protagonista con cielos casi totalmente despejados y subida progresiva de las termperaturas: las máximas, hasta los 25 grados del Domingo de Ramos, y las mínimas escalarán hasta los nueve. De hecho, junto a Valladolid, Madrid y San Sebastián, Zamora será con esos 25 grados la ciudad con la máxima más alta este domingo al margen de Sevilla.

 

Sin embargo, a partir del lunes, día 10 de abril, llega la incertidumbre a la previsión climatológica. Las temperaturas cambiarán de forma radical por la entrada de un frente puede provocar lluvias; hasta el Miércoles Santos pueden ser chubascos débiles, pero las temperaturas se desplomarán desde los 22 de máxima del lunes a los doce del miércoles, con mínimas también bajas. Y a partir del Jueves Santo y para los días centrales, los diversos modelos pronostican cielos cubiertos y lluvias, aunque débiles, acompañadas de viento.