Un Esla casi seco, la imagen de la sequía en los embalses del Duero

Embalse del Esla, a finales de agosto, en el paso del puente de la Estrella. Foto: F. Oliva

El embalse del Esla en Zamora es uno de los que está más vacío de toda la cuenca del Duero. Se encuentra a poco más del 11% con 135 hectómetros cúbicos cuando puede albergar 1.200 como máximo.

Las fuertes lluvias de los últimos en Zamora días no han servido para llenar el embalse del Esla que se mantiene como uno de los más vacíos de toda la cuenca del Duero. Según los datos de la CHD de este miércoles por la tarde, su volumen embalsado es de 135,19 hm3 con ligera tendencia a la recuperación y gracias a que no se está vertiendo nada. Sin embargo, su evolución es negativa porque la semana pasada tenía 155 hm3. El año pasado a estas alturas tenía 707,19 hm3 de los 1.200 que tiene de capacidad.

 

El resultado es la imagen que se puede observar del embalse de Ricobayo. En la N-631, a la altura del puente de la Estrella, los pilares de este puente se pueden ver íntegros, igual que otro puente en el interior del embalse visible desde La Encomienda. En vez de agua, aparecen rocas y en lugar de una gran masa líquida lo que tenemos es un pequeño arroyo.

 

La reserva hidráulica española está al 42,9 por ciento de su capacidad total. Los embalses almacenan actualmente 23.985 hectómetros cúbicos (hm³) de agua, disminuyendo en la última semana en 622 hectómetros cúbicos (el 1,1 por ciento de la capacidad total de los embalses). La cuenca del Duero está al 35,6%, su punto más bajo desde marzo, y lleva semanas y semanas perdiendo reservas.

 

En esta cuenca, además del Esla, están muy vacíos los embalses de Cernadilla en Zamora (15%), Barrios de Luna (León) al 7% y Aguilar de Campoo (Palencia) a poco más del 11%. Se compensa con embalses casi llenos como Valparaíso o Villalcampo, también en Zamora, ambos por encima del 90%.