Un estudio de investigadores de la USAL crea un nuevo sistema de Rayos X para estudiar materiales magnéticos

Luis Plaja, Carlos Hernández García, Julio San Román y Laura Rego

El trabajo, encabezado el Grupo de Investigación en Aplicaciones del Láser y Fotónica de la Universidad de Salamanca permitirá interactuar con la materia con un nivel de control nunca alcanzado

Científicos del Grupo de Investigación en Aplicaciones del Láser y Fotónica de la Universidad de Salamanca han liderado un estudio con rayos X que permitirá interactuar con la materia en "un nivel de control nunca antes alcanzado". Este trabajo, publicado por Nature Photonics, ha contado con la participación de investigadores de la Universidad de Colorado, el Instituto Nacional de Patrones y Tecnología de Estados Unidos y la Universidad Autónoma de Madrid.

 

Según la USAL, "la radiación láser es una herramienta muy versátil usada cada vez más en múltiples ramas de la ciencia y con aplicaciones en las tecnologías más avanzadas" y, en particular, "la luz láser tiene dos propiedades que la hacen especialmente interesante en determinadas aplicaciones: la dirección en la que se producen las oscilaciones del campo eléctrico o polarización y la estructura espacial del haz de luz, que puede dar lugar a un vórtice de luz, muy interesante desde el punto de vista fundamental y aplicado".

 

Ante esta situación, el Grupo de Investigación en Aplicaciones del Láser y Fotónica de la Universidad de Salamanca (ALF-USAL) ha detallado en la publicación cómo "ha generado, por primera vez, rayos X coherentes". Sobre estos rayos, "es posible controlar de manera simultánea tanto su momento angular orbital, es decir, el tipo de vórtice o remolino de luz, como su momento angular de espín, esto es, su polarización", ha informado el investigador y coordinador del estudio, Carlos Hernández García, a través de la información remitida por la Universidad de Salamanca.

 

Según los científicos de la USAL, el hito supondrá la creación de herramientas ópticas de nueva generación que "permitirán ahondar en el estudio de materiales magnéticos avanzados o de la simetría de las estructuras moleculares, entre otras muchas posibles aplicaciones". Si hace unos meses los investigadores de la USAL publicaban también en la misma revista la generación de rayos X con polarización "a la carta", ahora, en palabras de Laura Rego, estudiante de doctorado del grupo ALF-USAL, el grupo ha dado "una vuelta de tuerca más".

 

En este sentido, ya no solo han sido apaces de controlar la polarización de los rayos X o de alta frecuencia, sino también de controlar simultáneamente su momento angular orbital. Es decir, además de controlar la dirección de las oscilaciones de la radiación láser (la polarización) han podido "enroscarlas" para configurar "un giro similar al de las roscas de un tornillo", ha explicado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: