Actualizado 16:24 CET Versión escritorio
Zamora

Un gallego, detenido por ponerse agresivo durante un partido de la NBA, se libra de la cárcel por 10.000 dólares

Detenido en Miami (EE.UU.) por su actitud agresiva en un pabellón de deportes.

Publicado el 03.02.2019

Un vecino de Mugardos (A Coruña), A. M. M. , de 23 años, tiene previsto emprender este domingo el regreso a casa desde Florida (EE.UU), para poner así fin al viaje de vacaciones que inició días atrás y que se ha convertido en una auténtica odisea.

 

El motivo, un incidente acontecido en los prolegómenos de un partido de la NBA en el que se enfrentaron los Miami Heat contra los Chicago Bulls, en la tarde del pasado miércoles, 30 de enero.

 

Fue antes del inicio del encuentro cuando el residente en la comarca de Ferrolterra mantuvo un desencuentro con otros espectadores situados en la fila situada justo detrás de la suya. Fue entonces cuando un agente de Policía de Miami-Dade trató de calmar los ánimos, pero el joven mugardés en lugar de callarse continuó realizando insultos y cada vez mostraba una actitud más agresiva.

 

Con la llegada de un segundo agente policial, la cosa se tensa más hasta que le solicitan que los acompañe y se identifique, pero el joven se revuelve y acaban todos en el suelo, para acto seguido deslizarse grada abajo, por encima de otros espectadores.

 

De inmediato, llegaron más agentes y se llevaron al joven de 23 años detenido, intentando en todo momento, según algunos testigos, revolverse y dificultar la labor policial. Algunos, también culpaban de esta actitud el posible consumo de bebidas alcohólicas realizada por el protagonista de esta situación en las horas previas.

 

POSIBLES CUATRO DELITOS   

 

Tras la detención la Policía del Condado de Miami acusa a A. M. M. de cuatro presuntos delitos: agresión a agentes de la autoridad, resistirse a un oficial con violencia hacia su persona, conducta desordenada y desórdenes por intoxicación.

 

Según el Código Penal de Florida, la suma de todas las penas podría suponer hasta 10 años de cárcel. Al día siguiente del incidente, este vecino de Mugardos, declaró por videoconferencia, con ayuda de un traductor, ante una juez, y compareció ataviado con el mono naranja de los presos norteamericanos.

 

 La jueza decretó su puesta en libertad tras satisfacer una fianza de 10.000 dolores hasta la celebración del juicio, cantidad que logró pagar en la noche del pasado jueves.

 

Según el atestado policial de este incidente el joven "presentaba un fuerte aliento a alcohol y un habla arrastrada" asegurando que golpeó en el estómago a uno de agentes los durante el forcejeo.
"Todo el mundo se encuentra bien. Nuestros oficiales han recibido pequeñas heridas y arañazos. Como pueden ver, se trata de algo impactante que podría haber sido mucho peor", ha asegurado el portavoz de la policía de Miami, Freeddie Cruz.

 

"Esto es un claro ejemplo de alguien que no está cooperando con nuestros agentes. Como se ve en el vídeo, se le dan muchas oportunidades de abandonar el recinto", ha concluido.

 

APOYO MUNICIPAL    

 

La alcaldesa de Mugardos, Pilar Díaz (EU), ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que desde el Ayuntamiento se ha intentado "hablar con familia para lo que quisieran y para que supieran que el Ayuntamiento está aquí", pero que desde el ámbito más próximo le han traslado que ya tienen todo "encarrilado". El joven protagonista de este altercado en muy conocido en el municipio costero y durante el verano ejerció como trabajador en la cocina de un conocido negocio de hostelería.

COMENTARComentarios