Un joven salva a un hombre que sufrió un infarto mientras conducía

A la izquierda, el ocorrista con formación en primeros auxilios.

El joven inició maniobras de recuperación hasta que llegaron los sanitarios, que le felicitaron: "Le has salvado la vida, enhorabuena".

Un conductor de 47 años ha sufrido un infarto este domingo cuando se encontraba circulando por el paseo de Santa María de la Cabeza, a la altura de la calle Aguilón, en sentido de entrada a Madrid, y ha invadido con su vehículo la acera, donde un joven de 19 años ha comenzado la reanimación.

 

Según fuentes de Emergencias Madrid, el incidente se ha producido poco antes de las 12.00 horas, cuando al parecer el conductor, que viajaba con su pareja de copiloto, ha sufrido un infarto al volante y ha perdido el control del vehículo, que ha impactado contra la barrera que separa la calzada de la acera y ha arrancado hasta 10 metros de las misma invadiendo la acera.

 

En el mismo momento pasaba la acera una familia, y un niño de cinco años y su madre han sufrido contusiones leves al caerse, pero no se ha producido ningún arrollamiento. Ambos han sido atendidos por sanitarios de SAMUR Protección Civil y dados de alta en el lugar. Asimismo, SAMUR Protección Civil ha atendido a una chica que ha presenciado lo ocurrido por una crisis de ansiedad.

 

UN JOVEN DE 19 AÑOS INICIA LA REANIMACIÓN

Antes de la llegada de los sanitarios, tres personas que se encontraban en una parada de autobús cercana han acudido a auxiliar al conductor. Tras sacarle del coche, un joven de 19 años con conocimientos de primeros auxilios como socorrista ha iniciado las maniobras de reanimaciónorientado telefónicamente por un técnico de SAMUR Protección Civil, que ha enviado una unidad de soporte vital básico al lugar.

 

Los sanitarios han conseguido sacar de la parada cardiaca al conductor en menos de cinco minutos al realizar una primera descarga, y le han trasladado al Hospital 12 de Octubre en estado grave.

 

Fuentes de Emergencias Madrid han subrayado que este incidente es un ejemplo de la importancia de la "cadena de la vida", que es el conjunto de acciones sucesivas y coordinadas entre quienes presencian la emergencia y los servicios de emergencia. 

 

En un vídeo difundido por Emergencias Madrid a través de su cuenta de Twitter, el joven ha explicado que lo primero que hizo fue ver cuál de los dos ocupantes del coche estaba peor, el hombre o la mujer. En un primer momento le pareció que el hombre tenía una crisis de ansiedad, pero luego se dio cuenta de que había sufrido un paro cardiaco.

 

"La gente me ha dicho que no le sacara, pero yo le he sacado", ha relatado, mientras los efectivos de emergencias le han felicitado por su actuación. "Le has salvado la vida", le han dicho.

 

En cuanto al tráfico, dos carriles han estado ocupados por los servicios de emergencia, por lo que se han provocado retenciones. La Policía Municipal ha intervenido para organizar el tráfico y los Bomberos del Ayuntamiento para retirar la valla.