Un problema conocido desde 2004 obliga a gastar 30.000 euros en reparar la piscina de niños de Los Almendros

Piscina de Los Almendros en Zamora.

El Ayuntamiento califica de "chapuza" todo lo hecho hasta ahora para reparar un problema que data de hace 15 años.

A lo largo de esta misma semana se sacarán a licitación las obras para la reparación de la piscina climatizada de los Almendros en la zona donde está ubicada la piscina de "chapoteo", con el fin de solucionar el "problema estructural" detectado en los pilares que bordean esta instalación y que ha obligado a cerrar cautelarmente esa zona al baño, según ha informado el concejal de Deportes, Manuel A. Alonso, en la Junta de Gobierno Local. La piscina infantil estaba cerrada desde el pasado septiembre.

 

De esa forma las obras, cuya duración estimada es de tres semanas, podrán comenzar en el presente mes de enero, para que el vaso infantil pueda reabrirse cuanto antes al público. Según afirmó el concejal la existencia de este problema ya se reflejó en un informe técnico del año 2004, al que entonces se hizo caso omiso; y fue el pasado verano cuando se redescubrió la situación y el riesgo en la infraestructura a raíz una inspección de la arquitecta municipal sobre el estado del gresite del vaso de la piscina. El coste de las obras ronda los 30.000 euros.

 

Se trata de un problema estructural de sobrecarga que afecta a los pilares que bordean el vaso de chapoteo, que presentan fisurizaciones en la base, situación que se ha visto agravada por la influencia ambiental de la propia piscina y a las deficiencias en la impermeabilización realizada en una intervención anterior. El proyecto ha asido encargado a un técnico ajeno al Ayuntamiento y experto en este tipo de instalaciones, y la solución pasa por la instalación de unas estructuras metálicas de sujeción sobre las columnas existentes y su acometida no conllevará el cierre del resto las instalaciones de la piscina al público.

 

El concejal de Deportes dio cuenta del informe técnico en el que se detalla la situación y que viene a concluir que tanto las obras iniciales de construcción como las actuaciones posteriores han sido "una auténtica chapuza"; al tiempo que asegura que se ha invertido más en el mantenimiento y mejora de la piscina de los Almendros en estos últimos años por el actual equipo de gobierno que en los quince años anteriores.