Un proyecto de red de calor alimentada con biomasa y energía solar creará 225 empleos en Salamanca

Calefacción

El proyecto, seleccionado por el Ministerio de Transición Ecológica, prevé la construcción de una rede que dará servicio a 19.900 viviendas.

El 'Proyecto Clima' del Ministerio de Transición Ecológica ha seleccionado el proyecto de DH Eco Energías para la construcción una red de calor con biomasa (district heating) y energía solar de concentración en la ciudad de Salamanca, que ejecutará a través de su filial Salamanca Eco Energías, cuya inversión inicial prevista asciende a 35,5 millones de euros, que la compañía afrontará con financiación privada.

 

Se trata de un proyecto, que generará 225 nuevos empleos durante la fase de construcción, con un importante valor ecológico, ya que su puesta en funcionamiento evitará la emisión de 69.000 toneladas de CO2 anuales, un volumen similar a la contaminación que producen 46.000 vehículos en un año, el 20% de todo el parque móvil de la provincia.

 

La nueva red de calor de Salamanca dará servicio a 19.900 viviendas, entre las que se incluyen edificios de uso colectivo (hoteles, colegios, polideportivos, centros de trabajo, etcétera), cuya demanda energética actual es de 199 GWh anuales.

 

El respaldo del Ministerio de Transición Ecológica al proyecto de DH Eco Energías se ha formalizado mediante la firma de un convenio por parte de la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvarena Ulargui, y del CEO de la compañía, Teo López, en el que se establecen las condiciones de compraventa de las reducciones verificadas de emisiones que genere la red de calor, a través del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2).

 

Ahorro para los usuarios

 

El uso de la biomasa como fuente de energía térmica renovable es una tendencia al alza en toda Europa, donde ya representa el 16% de la calefacción urbana, debido a las grandes ventajas que ofrece para el usuario, tanto de carácter económico como medioambientales. Según ha afirmado Teo López, CEO de DH Eco Energías, se trata de un "proyecto de gran envergadura, que ofrece a los usuarios un mix energético totalmente renovable (biomasa y energía solar de concentración) para la generación de calor de calefacción y agua caliente".

 

Una de las grandes ventajas de estas instalaciones es el ahorro genera a los usuarios, que puede oscilar entre el 15% y el 30% del coste del gasóleo o el gas.

 

Cinco proyectos en Castilla y León

 

DH Eco Energías ha proyectado otras cuatro redes de calor más en Castilla y León, concretamente en las ciudades de Ávila, Valladolid, Palencia y Zamora, además de Salamanca, que es el de mayor volumen. La inversión prevista en la red de calor de Valladolid supera los 22,2 millones de euros, creará 140 empleos y prevé dar servicio de calefacción y agua caliente a casi 11.000 viviendas. En Palencia, con una inversión de 10,8 millones, creará 70 empleos y dará servicio a casi 5.200 viviendas. En Ávila invertirá 10,2 millones, creará 60 empleos y dará servicio a 4.760 viviendas. Y en Zamora, el proyecto prevé una inversión inicial de 9,5 millones de euros, generará igualmente 60 empleos y dará servicio a 4.500 viviendas.

 

Las redes de calor con biomasa se han incrementado exponencialmente durante los últimos diez años en España, aunque con cierto retraso en relación con el desarrollo experimentado en toda Europa. En la actualidad operan en nuestro país 375 redes de calor con biomasa, 340 más que en 2010, situadas en más de 300 municipios de toda España.

 

Castilla y León es la segunda comunidad autónoma en la que hay más redes de calor en funcionamiento (62), solo por detrás de Cataluña (166) y seguida del País Vaso (34), Galicia (22) y Madrid (16).