Un total de 917 personas con discapacidad intervienen en los programas de empleo de Salud Mental

Un total de 917 personas con discapacidad han intervenido en los programas de empleo que promueve la Federación Salud Mental Castilla y León. De ellos 530 eran hombres y 387 mujeres, apuntan desde el movimiento que califican la cifra de "satisfactoria".

 

Además, y según recoge un comunicado remitido a Europa Press, del total, 218 eran jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y 316 estaban dentro de la clasificación de desempleados de larga duración.

 

La inclusión laboral de las personas con discapacidad es una de las líneas del movimiento asociativo Salud Mental en Castilla y León que sigue cosechando "importantes éxitos" a lo largo de los cuatro años de implementación del Programa de Itinerarios Personalizados de Inserción Sociolaboral de Personas y Jóvenes con Discapacidad.

 

La entidad trabaja la coordinación entre entidades así como la definición de pautas de actuación, metas, criterios y estrategias, con el objetivo de generar sinergias y colaboración entre todas las entidades participantes, ha añadido el gerente de la Federación, Ángel Lozano, que inciden en que el diseño de líneas formativas "a la carta" "mejoran" la empleabilidad real y efectiva de las personas con discapacidad.

 

También destaca que durante 2018, el trabajo coordinado en los programas de inclusión laboral se ha traducido en la formalización de 606 contratos de trabajo que ha permitido el acceso al mercado laboral de 381 personas con discapacidad. "Una de las funciones que desarrollamos desde las entidades es la visita y prospección empresarial, lo que nos da la posibilidad de presentarnos directamente y acercarles de primera mano las múltiples capacidades de las personas con discapacidad, y más en concreto de las personas con problemas de salud mental", explica Lozano.

 

No obstante, durante este 2018 se ha contactado con 545 empresas de la región. Los resultados de esta labor prospectora se traducen en 40 convenios de colaboración, así como un total de 325 ofertas de empleo recibidas para cubrir puestos de trabajo en las mismas, añaden desde la Federación.

 

PERFIL LABORAL

 

El apoyo que se ofrece a las personas que buscan empleo pasa por adecuar su perfil laboral a las posibles ofertas existentes. Para ello, en 2018 se han desarrollado 89 acciones formativas (26 más que el pasado año) de las que se han beneficiado 259 personas, a las que han estado vinculadas 85 prácticas formativas en entornos reales de trabajo. De estas prácticas cabe destacar que el 41% se ha realizado en empresa ordinaria.

 

Además, el movimiento asociativo de la salud mental en Castilla y León cuenta actualmente con ocho Centros Especiales de Empleo (CEE). "Gracias a este tipo de empresas de empleo protegido estamos ofreciendo trabajo a 225 personas (132 hombres y 93 mujeres), y de las cuales 211 tiene algún tipo de discapacidad", afirma Ángel Lozano.

 

Todas las entidades integrantes de la red asociativa Salud Mental CyL cuentan actualmente con el reconocimiento como Agencia de Colocación autorizadas por el Servicio Público de Empleo y, desde el año 2015, la Federación cuentan con la distinción de entidad adherida a la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Todas estas acciones, coordinadas desde la Federación Salud Mental Castilla y León, han contado con el apoyo en 2018 de la Junta de Castilla y León, Gerencia de Servicios Sociales a través de los Programas de Itinerarios Personalizados de Inserción Sociolaboral cofinanciados por el Fondo Social Europeo (FSE) y la Iniciativa de Empleo Juvenil (YEI); además de la colaboración de la Fundación Vodafone España; Obra Social La Caixa; Fundación Mapfre; Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico, Fundación ONCE e Inserta Empleo , y en el caso de los Centros Especiales de Empleo, la Consejería de Empleo a través de la Dirección General de Economía Social, concluye el comunicado.