Un Zamora errático cae goleado por el líder y aumenta sus problemas

El Zamora CF cae con estrépito ante el líder Real Oviedo, que no le dio ningún tipo de opción. El conjunto rojiblanco, totalmente superado, sigue inmerso en la lucha por el descenso una semana más.

ZAMORA CF - 1

REAL OVIEDO - 4

 

Zamora CF: Miguel, Kurbus, Álvaro, Cristian (m. 71, Sergi Mut), Carrillo, Alberto Prada, Aarón (m. 53, De la Nava), Rodri, Manu Gavilán, Fran Ochoa (m. 71, Salva Rivas), Arkaitz.

 

Real Oviedo: Esteban, Johannesson, Dani Bautista, Charlie, David Fernández, Jon Erice, Susaeta (m. 59, Eneko), Omgba (m. 64, Generelo), Dioni, Borja Valle (m. 74, Cervero), Sergio García.

 

Goles. 0-1, m. 26: balón largo de Erice que recoge Sergio tras marcharse en velocidad y de bolea bate a Miguel. 0-2, m.37: Borja Valle roba un balón en el área zamorana, se interna, recorta y lanza un disparo ajustado al poste. 0-3, m. 56: Borja Valle aprovecha una mala cesión a Miguel. 0-4, m. 85: Dioni cruza la pelota ante Miguel. 1-4, m. 92: Manu Gavilán recoge un rechace en el área y marca a bocajarro.

 

Árbitro: Iosu Galech, auxiliado en las bandas por Domíguez y Pérez (Col. Navarro). Amonestaron a los locales Carrillo (m. 9), Álvaro (m. 58) y Cristian (m. 52) y al visitante Generelo (m. 74).

 

Incidencias: partido de la 34ª jornada de Liga en el Grupo I de Segunda División B disputado en el estadio municipal Ruta de la Plata ante unos 5.000 espectadores. Casi 3.000 seguidores del Oviedo ocuparon casi toda la preferencia y un fondo. Minuto de silencio por familiares de jugadores y, en los prolegómenos, homenaje al excapitán Agustín.

El Zamora CF se mostró incapaz de plantar cara al líder de la categoría, demostrando que está muy lejos de sus mejores momentos. Fue el último equipo capaz de derrotar al Real Oviedo esta temporada, y lo hizo en su inexpugnable campo, pero una vuelta completa después no ha tenido ninguna opción. Y ha sido así fundamentalmente por sus propios y numerosos errores, a los que hay que sumar su falta de contundencia. Tres de los cuatro goles nacieron de situaciones mal defendidas cuando no directamente de errores, demasiado fácil para un equipo como el Real Oviedo que guarda fuerzas e interés para el play off, pero que conserva una pegada sin parangón en la categoría.

 

Y eso que el arranque no fue malo. Pareció el Zamora querer plantar cara al equipo referencia de la categoría, pero no fue más que un mero espejismo. El Real Oviedo hizo lo que quiso y cuando quiso, y al menor ímpetu la débil resistencia zamorana se desvaneció. Eso ocurrió a los pocos minutos, primero con un aviso de Borja Valle y luego con el 0-1, un balón a la espalda que el zamorano Sergio García le ganó sin problemas al joven Álvaro y que convirtió de bolea en el 0-1.

 

El segundo fue un retrato de lo que le falta al Zamora CF en estos momentos, que es fiabilidad. Presionando el Real Oviedo logró meter a los rojiblancos en su área y cada balón que caía al área era un peligro. En uno de ellos Cristian se equivocó y Borja Valle le roba la pelota, se interna en el área y acaba rematando el 0-2. Así se fue al partido al descanso, con la sensación de que se jugó a lo que los ovetenses quisieron sin que el Zamora CF pudiera hacer nada para evitarlo.

 

La sensación se acrecentó en la segunda parte. El Zamora CF no logró hacerse un sitio en el campo y volvió a ser víctima de la pegada del líder. Una mala cesión por falta de entendimiento entre Miguel y la defensa le puso el 0-3 en bandeja a Borja Valle. Y el festival terminó con el cuarto, una internada de Dioni que acaba cruzando la pelota. Para entonces el Zamora CF había abandonado toda esperanza ya no de conseguir un resultado positivo, sino de competir. Los mejores minutos fueron los últimos, la entrada de Carlos de la Nava le dio algo más de dominio y también se notó un mayor empuje. El consuelto fue el gol de Gavilán, intrascendente a estas alturas.

 

Una vuelta después el último equipo que ha logrado ganar al Oviedo fue un juguete en manos de un equipo con pinta de ascenso, mientras que para los rojiblancos el panorama se complica cada vez más. Termina la jornada en puesto de descenso cuando solo faltan cuatro partidos que son cuatro finales por la supervivencia. Citas en las que necesitará dar todo lo que tiene.

Noticias relacionadas