Una decena de gasolineras de la provincia venden el gasóleo a menos de un euro el litro

Gasolinera de Repsol en Zamora capital.

Una decena de gasolineras de la provincia tienen ya el gasóleo por debajo del euro/litro. Se reparten entre Zamora, Morales del Vino, Toro o Montamarta. Es posible por los bajos precios generales del gasoil: no estaba tan barato desde 2010.

Una decena de gasolineras de Zamora están vendiendo ya el gasóleo de automoción a menos de un euro el litro, un nivel impensable solo hace menos de un año y que está propiciado por el fin del céntimo sanitario y por la bajada continuada del precio de los carburantes este 2015.

 

Según los datos del Ministerio de Industria, en una decena de gasolineras ya se puede repostar gasóleo, el combustible más demandado, por un euro o menos. Este número fluctúa y lo que hace unas semanas empezó a ser una excepción ahora es una realidad ciertamente extendida. Zamora capital, Morales del Vino, Toro, Corrales del Vino, Montamarta, Villarrín de Campos... son algunas de las localidades en las que están estas gasolineras donde es posible repostar muy barato el carburante que alimenta al 70% del parque móvil particular.

 

El litro de gasóleo ha marcado su precio más bajo desde 2010, después de haber registrado un descenso del 1,1% en la última semana, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). En concreto, el litro de diésel cuesta de media 1,05 euros en los surtidores y se sitúa por debajo no solo del mínimo del año, de 1,056 euros marcado en enero, sino de los últimos cinco años y medio. Este combustible no había registrado un nivel tan bajo desde el segundo trimestre de 2010.

 

Con respecto a principios de año, el precio de la gasolina es apenas 0,1 céntimos superior, mientras que el del gasóleo se encuentra un 4,7% por debajo después de largas rachas de bajada de precios que, en esta ocasión, se han visto menos afectados por los vaivenes geopolíticos y los encarecimientos en épocas de mayor demanda como las vacaciones. En el caso de Castilla y León, también ha afectado el hecho de que ha dejado de aplicarse el céntimo sanitario, que durante año ha mantenido los carburantes que se repostaban en la región entre los más caros del país.