Una inversión de 1,1 millones de euros revoluciona la gestión energética del instituto María de Molina

El instituto Claudio Moyano de la capital.

Un plan de Educación y el EREN sustituirá la calefacción de gasoil por gas con una red interna que conecte los centros que comparten parcela: María de Molina, Claudio Moyano, Maestro Haedo y EOI. 

La Consejería de Educación, con la colaboración del Ente Regional de la Energía (EREN), está trabajando en dos líneas de Fondos FEDER para favorecer tanto la mejora de la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras y servicios públicos, como el uso de las energías renovables para producción de electricidad y usos térmicos. Dentro de estas actuaciones se sustituirán las calderas de gasoil por calderas de gas o de biomasa, se mejorarán las envolventes térmicas y se cambiarán las luminarias, con un presupuesto de 7.985.240 euros.

 

Destaca como actuación más ambiciosa de este programa la que se realizará en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) ‘María de Molina’ de Zamora, con un presupuesto previsto de 1.115.607 euros. El centro educativo comparte parcela con otros tres centros -IES ‘Claudio Moyano’, IES ‘Maestro Haedo’ y la Escuela Oficial de Idiomas-. En esta intervención se plantea la ejecución de una sala de calderas centralizada de gas, en sustitución de las calderas individuales de gasoil existentes, y la construcción de una red de calor que dará servicio a todos los centros educativos citados.

 

Además, se mejorará la eficiencia de la instalación -optimización de la potencia instalada y menor consumo de combustible- mediante un adecuado sistema de gestión y mantenimiento. Para llevar a cabo esta actuación, será necesario construir en un edificio independiente la nueva sala de calderas y la red de calor que alimentará a cada de uno de los edificios de la parcela. La distribución de calor alimentará a las diferentes salas de calderas existentes mediante intercambiadores de calor, aprovechando las instalaciones de distribución interiores existentes.

 

El plazo de ejecución es de seis meses y se está trabajando en la contratación de las dos siguientes fases, es decir, la mejora de la envolvente y sustitución de luminarias.

 

 

Calderas de gasoil por calderas de gas

 

Se realiza en los edificios con más carencias en materia de ahorro energético, generalmente construidos en las décadas de los 60 y 70, y que están situados en municipios que disponen de suministro de gas ciudad. Esta intervención consta de tres fases: sustitución de las calderas de gasoil por calderas de gas, mejora de las envolventes térmicas y cambio de las luminarias por otras de menor consumo -tecnología LED- en los espacios docentes.

 

Dentro de esta línea de actuación se está interviniendo en ocho centros repartidos por toda la Comunidad. La primera fase de sustitución de calderas de gasoil por calderas de gas cuenta con una previsión económica de 2.921.150 euros.