Una valla muy baja, detrás de la muerte de tres lobos en la A-52 en Puebla de Sanabria
Cyl dots mini

Una valla muy baja, detrás de la muerte de tres lobos en la A-52 en Puebla de Sanabria

Un lobo muerto atropellado en la A-52.

Asociaciones naturalistas piden que se revise el vallado de la A-52, que sólo tiene 1,40 metros de altura y no impide que salte la fauna. El resultado, tres lobos muertos en el mismo tramo en dos meses.

Una docena de asociaciones naturistas de Zamora y Castilla y León han alertado sobre el peligro que supone la autovía A-52 para la población de lobos de la zona, pues desde que se inauguró en 1998, "el goteo de lobos atropellados mortalmente no ha cesado".

 

Las asociaciones han señalado que desde el 10 de noviembre de 2017 hasta el 7 de enero de 2018 tres lobos han muerto atropellados en el tramo de A-52 cercano a Puebla de Sanabria. Las razones por las que se manifiesta esta problemática son variadas y parecen estar relacionadas con la falta de mantenimiento de la autovía a su paso por este territorio de referencia para el lobo, como son las comarcas de la Carballeda y de Sanabria.

 

Según apuntan, la valla que bordea la autovía por ambos lados, posee 1,40 metros de altura, una medida que "no dificulta el acceso a cualquier animal", sea lobo, jabalí, ciervo o corzo, que "con un simple salto puede acceder al interior de la vía". Por otro lado, destacan que en este tramo "son escasos los pasos específicos para fauna", por lo que consideran el mantenimiento y enriquecimiento ambiental de los pasos de fauna superiores e inferiores y también del vallado de la A-52 como "imprescindible".

 

Las doce organizaciones unidas han informado por escrito de esta problemática a las administraciones competentes y han solicitado públicamente al Ministerio de Fomento la construcción de nuevos pasos de fauna en el trazado de la A-52 que atraviesa la provincia de Zamora, la revisión y el mantenimiento del vallado de la A-52 en el mismo tramo y la revisión y el mantenimiento de los pasos de fauna construidos en ese tramo.

 

También se han puesto en contacto con la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León para solicitarles un Plan de Gestión y Conservación del lobo en Castilla y León, fomentar medidas para evitar atropellos de esta especie y modificar el cupo de caza de esta especie y se descuenten del mismo todos los lobos muertos por atropello, y por otras causas, en las comarcas del noroeste de Zamora.