Varias procesiones tendrán que cambiar su paso por la Rúa de los Notarios por culpa de un edificio que se cae

Varias procesiones de Semana Santa tendrán que modificar el recorrido por el vallado de seguridad en un edificio de la Rúa de los Notarios.

Finalmente varias procesiones de la Semana Santa de Zamora tendrán que variar su recorrido para evitar el edificio en la calle la Rúa que está vallado por desprendimientos. El lugar es uno de los preferidos por zamoranos y visitantes para ver el recorrido de las procesiones, pero un viejo edificio, en situación de abandono desde hace décadas, impide este año repetir el paso por este lugar. El Ayuntamiento de Zamora dice que técnicamente no está en ruina, pero su estado es lamentable y ha derivado en desprendimientos que obligan a vallar su perímetro.

 

Según el informe de los técnicos de Urbanismo la edificación de la Rúa de los Notarios que ha sido vallada como medida de precaución sigue revistiendo riesgos para los peatones por lo que continuará manteniéndose el vallado de una franja de 2,5 metros como medida de seguridad, lo que origina que varias cofradías de Semana Santa tendrán que modificar los itinerarios de sus procesiones, según ha informado el concejal de Seguridad Ciudadana, Antidio Fagúndez tras la reunión de la Junta de Gobierno Local.

 

El itinerario alternativo se realizará desde la plaza de los Ciento por la calle del Silencio (antigua Magistral Erro), plaza de Arias Gonzalo y calle de Obispo Manso. No obstante el vallado no supondrá el corte de la calle que seguirá siendo transitable para los peatones, según especificó el alcalde, quien aseguró que mantener la seguridad de la casa corresponde a sus propietarios ya que el edificio no está en ruina, por lo que tampoco puede actuar subsidiariamente el Ayuntamiento.

 

Para facilitar el paso alternativo de las procesiones en concejal de Urbanismo Medio Ambiente, Romualdo Fernández, anunció que se podarán varios árboles y se levantará la cota de un cable que podrían afectar a los pasos procesionales. Precisamente el concejal de Urbanismo dio cuenta de la aprobación por la Junta de Gobierno Local del expediente de derribo del inmueble situado en los números 18-20 de la misma Rúa de los Notarios, del que se mantendrán tanto la fachada de piedra como el resto de los elementos protegidos, ya que se trata de un edificio catalogado.

Noticias relacionadas