Viajes del Imserso: los pensionistas podrán empezar a contratar los viajes en dos semanas

El Imserso firma los contratos con las empresas adjudicatarias de los tres lotes y pone fin a la guerra por los viajes de los mayores. Este lunes se han enviado cartas a los beneficiarios.

El Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) ha firmado este lunes el contrato de adjudicación de los tres lotes que integran el programa de Turismo Social, los conocidos viajes del Imserso, siguiendo los plazos de la ley de contratos públicos. De este modo, se da carpetazo definitivamente a la 'guerra' entre operadores por la adjudicación de los lotes y se inicia el proceso para comercializar los viajes: los pensionistas podrán empezar a contratar sus viajes en dos semanas. El Imserso ha comenzado este lunes a remitir cartas personalizadas a todos los beneficiarios para indicarle qué fecha se les asigna.

 

El pasado 20 de agosto el Imserso publicó en la Plataforma de Contratación del Sector público la adjudicación definitiva de los tres lotes. En concreto, el lote 1 (costas peninsulares) fue adjudicado a Mundiplan -la UTE formada por Iberia, Alsa e IAG7- y los 2 (islas) y 3 (circuitos culturales) a Mundosenior, la UTE de Globalia y Barceló-, tal y como había establecido en el reparto provisional el 2 de agosto.

 

Unas 900.000 personas se beneficiarán durante la próxima de este programa, cuyos viajes comenzarán a celebrarse en la segunda quincena del mes de octubre. El precio de los paquetes oscila dependiendo del destino y de la duración de la estancia, que puede ser de entre cuatro y 15 días.

 

El 65% de los pensionistas que participan en el programa de viajes del Imserso cuenta con una pensión inferior a los 1.050 euros al mes. Este año, como novedad, existe una reserva del 1% de las plazas subvencionadas al 50% para las personas que tengan recursos económicos iguales o inferiores a las pensiones no contributivas de jubilación o invalidez del sistema de la Seguridad Social.

 

El Programa de Turismo Social del Imserso para las temporadas 2019/2020 y 2020/2021 asciende en su totalidad a 1.142.365.995,76 euros, IVA excluido, cerca de 1,5 millones. Esta cifra incluye tanto la aportación del Imserso (20,39%) como la de los beneficiarios (79,61%). Su valor de mercado es mucho mayor, de ahí el interés de muchas empresas del sector turístico: ronda los 1.4000 millones de euros y proporciona actividad y empleo a decenas de hoteles.

 

El Programa de Turismo Social no solo proporciona a las personas mayores (pensionistas del Sistema de Seguridad Social y otras personas beneficiarias) la posibilidad de disfrutar de turnos de vacaciones a un precio reducido. También tiene un efecto dinamizador para la economía del sector hotelero durante la temporada baja turística.

 

 

Cruce de recursos judiciales

 

Mundosenior presentó el pasado 26 de agosto un recurso ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (TARC) contra el proceso de licitación convocado por el Imserso para contratar el Programa de Turismo Social, en el que había quedado excluida del lote 1 por "un error de forma".

 

Sin embargo, fue desestimado al considerar el juez que el Imserso, "en la redacción de los pliegos, ha pretendido el diseño de un sistema imparcial, objetivo, automático y estricto que garantice la transparencia del procedimiento de licitación, mediante la fijación de criterios automáticos, sin precisar valoraciones subjetivas y evitando así cualquier aplicación arbitraria o incorrecta".

 

De su parte, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) presentó el 2 de septiembre ante la Audiencia Nacional un recurso contencioso-administrativo en el que solicita la reelaboración de los pliegos de prescripciones técnicas y administrativas del Programa de Turismo Social o Vacaciones del Imserso con el fin de que incluyan el coste real del servicio hotelero.

 

En concreto, el recurso se presenta contra la resolución del Tribunal Central de Recursos Contractuales, de fecha 13 de junio de 2019 que, según indica CEHAT, "contra todo pronóstico y apartándose de la doctrina del propio Tribunal administrativo", rechazó las alegaciones que los empresarios hoteleros habían planteado a estos pliegos. Este recurso no paraliza ni afecta a la actual puesta en marcha del programa.