Violencia 'cero' en centros de salud de Zamora: ni una sola denuncia por agresión en todo 2018

Hospital Virgen de la Concha de Zamora.

Los centros hospitalarios de Zamora consiguen reducir las agresiones a sanitarios a cifras "casi inexistentes".

Los centros hospitalarios de Zamora han conseguido reducir las agresiones a sanitarios en su puesto de trabajo a cifras "leves, casi inexistentes". De hecho, durante el pasado año 2018 no se produjo ninguna denuncia, mientras que en el primer cuatrimestre de 2019 se ha registrado tan solo un incidente por delito verbal, aunque sin lesiones físicas.

 

La Comisaría de Zamora ha celebrado este miércoles una reunión con los responsables del Área de Salud de la Junta de Castilla y León, del Hospital Recoletas, y de los colegios oficiales de Médicos, Enfermería y Dentistas de Zamora, en la que el comisario Javier Galván, interlocutor Policial Nacional Sanitario, ha informado sobre la actividad desplegada por la Policía Nacional en el ámbito de la prevención de agresiones a profesionales de la salud en el ejercicio de su profesión.

 

El incremento de las agresiones de usuarios a profesionales sanitarios motivó que, en el año 2017, la Secretaría de Estado de Seguridad dictara una instrucción aprobando un Protocolo sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, que estableció un procedimiento de actuación común para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante cualquier tipo de agresión o manifestación de violencia, tal y como ha señalado Galván.

 

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, ha resaltado que, desde la puesta en marcha de este protocolo, "tanto las agresiones como las manifestaciones violentas contra médicos y profesionales sanitarios han disminuido notablemente".